354 CV (y carácter muy deportivo) para el nuevo Audi SQ5

Es la versión tope de gama del SUV, 35 kilos más ligero que su predecesor y con un tiempo de 5,1 segundos en el 0-100.

354 CV (y carácter muy deportivo) para el nuevo Audi SQ5

Su estética anticipa un motor potente.

Las versiones más potentes de los modelos se hacen esperar un poco tras el anuncio de cada nueva generación, y en el caso de la segunda venida del Q5 han bastado poco más de dos meses para conocer la que será la variante tope de su gama: el Audi SQ5.

El modelo cuenta con los aditivos estéticos habituales en los ‘S’ de la marca: parrilla con marco negro cruzada por listones de aluminio, carcasas de los retrovisores en el mismo material, kit de carrocería específico, alerón y llantas de 20 pulgadas (opcionales de 21).

Audi SQ5

Lo mismo ocurre en el interior, donde el negro es el protagonista. Los asientos son de tapicería mixta de cuero, y las costuras de contraste rojas están presentes en ellos, en los paneles de las puertas y en el volante, cuyo radio inferior es de aluminio. Todos los insertos tienen un acabado de fibra de carbono.

Bajo el capó cuenta con un motor 3.0 TFSI de 354 CV y 500 Nm de par, asociado a una caja de cambios automática de ocho relaciones y con tracción integral quattro de serie. El resultado es una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos.

A nivel dinámico, cuenta con un peso 35 kilos más ligero que su predecesor, con una suspensión reconfigurada (neumática de manera opcional), con un sistema de dirección activa y, a modo de extra, un diferencial deportivo.

El Audi SQ5 llegará al mercado a mediados de 2017.

Audi SQ5