¿Seguro que necesitas todo esto en tu coche nuevo?

Equipamiento y accesorios que pueden no ser de tanta utilidad como se piensa.

¿Seguro que necesitas todo esto en tu coche nuevo?

El control gestual es una de las soluciones más avanzadas en conectividad.

La mayoría de los compradores de coches aspiran a conducir la versión más potente y equipada del modelo de su interés. Después llega el momento de ser realista y comprobar hasta dónde alcanza el presupuesto, tiempo por tanto de ciertas renuncias. Descartes que no siempre tienen que resultar decepcionantes, puesto que el uso cotidiano de determinados componentes o accesorios del coche nuevo demuestra que, a menudo, no todos son tan importantes o útiles como se imaginaba previamente.

Un informe de la consultoría JD Power así lo confirma. Después de encuestar a más de 4.000 compradores de coches tras los primeros tres meses de su utilización, fueron muchos los que reconocieron no haber utilizado jamás algunas de las soluciones tecnológicas de las que disponían en su flamante vehículo: asistentes de búsqueda de restaurantes o gasolineras (43%), los sistemas de aparcamiento automático (35%), la proyección de datos en el parabrisas (33%) o las aplicaciones de teléfonos móviles integradas en el equipo de infoentretenimiento (32%).

Existen, por tanto, elementos que pueden calificarse como prescindibles para muchos usuarios y cuya adquisición merece un análisis más detenido por cuestiones de ahorro o de mera funcionalidad, obviando por supuesto los relacionados con la seguridad, siempre valiosos por muy poco que lleguen a utilizarse. Estos son algunos de los que merecen tal consideración:

Asientos con masaje

Cuando el conductor del vehículo es único, puede ser incluso discutible la necesidad de tener asientos regulables electrónicamente y con memorias (si apenas se va a modificar su posición, sirven más bien de poco). Lo que ya resulta un dispendio fácilmente evitable son los que cuentan con función de masaje, pequeñas vibraciones en diferentes zonas de la banqueta y el respaldo que, supuestamente, ayudan a relajar a sus ocupantes. Su eficacia es muy cuestionable y, desde luego, no son la mejor solución para las molestias lumbares o de espalda.

coche nuevo

Asientos eléctricos, calefactables y con función de masaje.

Luz ambiental personalizable

Cambiar la tonalidad de la iluminación del habitáculo es una solución cada vez más disponible en coches de casi cualquier segmento. A veces es verde para una conducción ecológica o roja para la más deportiva, en otros casos el conductor puede elegir un tono que le satisfaga. ¿Realmente tiene esto alguna utilidad más allá de la ornamental? Por lo general, se termina eligiendo una de ellos y en pocas ocasiones se modifica.

Control gestual

Otra tecnología emergente es el control gestual de los equipos multimedia. Es decir, el conductor mueve la mano de una u otra forma para cambiar de emisora de radio, pasar de una pantalla a otra del sistema o bajar el volumen del audio. Novedoso, efectivo para deslumbrar a los nuevos pasajeros pero realmente no tan práctico como pudiera parecer, además de que algunas soluciones de momento presentan carencias de funcionamiento. Con los mandos de los propios equipos más otros auxiliares colocados en consolas suele ser más que suficiente para estas operaciones.

Pantalla de proyección

El conocido como ‘Head-Up Display’ es un sistema de proyección de datos esenciales en el propio parabrisas del coche o en una pequeña pantalla transparente colocada sobre la instrumentación. Su función es que el conductor tenga justo delante de la vista esta información, sin necesidad de bajar o girar unos grados la mirada para dirigirla a la instrumentación o a la pantalla central del navegador. Algunos expertos defienden las ventajas de seguridad del dispositivo; sin embargo, ciertos conductores pueden apreciar falta de atención al tener esos datos entre la carretera y su visión. De hecho, es un dispositivo accionable a voluntad y muchos son los usuarios que terminan por desconectarlo la mayor parte del tiempo.

coche nuevo

Sistemas de proyección de datos frente al conductor.

Proyección desde los retrovisores

Otro detalle tan fardón como poco práctico. Algunos modelos incluyen la proyección del logotipo de la marca desde los retrovisores del coche hacia el suelo, algo apreciable sobre todo en condiciones de baja luminosidad, como por la noche o en un garaje. Lo dicho, queda muy bonito y llama la atención… las diez primeras veces que se ve.

Discos duro de memoria

En estos tiempos conectividad total, contar con un disco duro de memoria para almacenar principalmente música parece no tener demasiado sentido. Cualquier teléfono inteligente se relaciona con el equipo de audio y nos ofrece desde la música que allí coleccione su propietario a la de cualquier plataforma de estos servicios, como iTunes o Spotify. Y en ese momento cualquier disco duro, por generoso que sea, se queda pequeño frente a semejante despliegue discográfico en línea. Y qué se puede decir de un cargador de CD…

Estacionamiento a distancia

BMW ya ofrece en su nueva Serie 5 la posibilidad de estacionamiento remoto a través de una llave inteligente que actúa como mando a distancia. La operación resulta espectacular y puede tener utilidad para aquellos que deban aparcar habitualmente en espacios angostos (algo poco probable en el caso del propietario de un coche de este tipo); al margen de estos supuestos, la utilidad en el día a día de tan sofisticado sistema es bastante limitada y pocas serán las ocasiones en las que se pueda disfrutar de sus ventajas.

Asistencia remota

Al margen de la llamada de emergencia (que lanza una señal de socorro en caso de accidente), algunas marcas complementan este servicio con un servicio de asistencia remota capaz resolver algunas dudas o realizar gestiones para el conductor. Mediante una llamada a un centro especializado es posible desde localizar una farmacia a realizar la reserva de un restaurante, pasando por el envío al navegador de una determinada dirección o ruta. Podría resultar práctico de no ser por que la mayoría de esas operaciones se completan de forma más rápida y precisa con cualquier teléfono inteligente con conexión a Internet. Cierto es que el asistente remoto es funcional mientras circulamos (con el móvil es obligado detenerse), pero en contrapartida suele tener un coste de contratación y casi siempre otro de mantenimiento anual del servicio.

coche nuevo

Asistencia a distancia para el conductor.

Volante calefactable

Confortable en ciertos países verdaderamente fríos, en España sus ventajas son bastante más limitadas. Quizá algunos días de frío invierno sirva para empezar el desplazamiento con algo más de confort, pero en cuanto la climatización empieza a realizar su función ya tiene poco sentido que el volante siga calentando las manos del conductor. Sobre todo porque en algunos modelos el reparto de la temperatura no está muy logrado y puede llegar incluso a resultar molesto por exceso de calor en las zonas de contacto.

Iluminación de los tiradores de las puertas

Otra chulada, sin duda. Accionamos el mando a distancia, las puertas de desbloquean y sus tiradores se ilumina. Muy práctico para deslumbrar al vecino, pero poco más. Por lo general somos capaces de adivinar dónde están las manillas de nuestro coche incluso a oscuras, es un gesto muy natural, así que esta clase de iluminación se debe considerar más como un recurso estético que funcional.