El BMW M3 se actualiza, aunque no lo parezca

Segunda puesta al día para la berlina deportiva, que solo incorpora mínimos cambios en el frontal.

El BMW M3 se actualiza, aunque no lo parezca

Los cambios son sutiles y emparentan todavía más al M3 con el M4.

Siguiendo la estela de la Serie 4 en general y del M4 en particular, el BMW M3 se pone al día en la que es la segunda actualización de la presente generación. Y, como la precedente, es bastante sutil.

Si aquélla afectaba principalmente a la zaga y los pilotos traseros, ésta se centra en el frontal. Cuesta encontrar los cambios, pero están ahí. Por ejemplo, incorpora los faros del M4 con tecnología LED, cuyo rasgo más característico es la tira de iluminación diurna que bordea la parte inferior y acaba uniéndose con la parrilla de doble riñón.

El único añadido extra es el rediseño de los logos ‘M3’ iluminados que se encuentran tanto en el asiento del piloto como en el del copiloto.

En el apartado mecánico no hay novedad, pues continúa utilizando el motor 3.0 M TwinPower Turbo que entrega 431 CV y 550 Nm de par máximo. Se puede combinar con una caja de cambios manual de seis relaciones, con la que hace el 0-100 km/h en 4,3 segundos, o con una automática de doble embrague y siete relaciones, con la que completa el sprint en 4,1 segundos.

BMW M3

El novedoso interior del BMW M3