El BMW M760Li xDrive no es un M7, pero casi

La variante más potente de la berlina alemana tiene 610 CV, 800 Nm de par máximo y pasa de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos.

El BMW M760Li xDrive no es un M7, pero casi

Señorial y deportivo: 610 CV a demanda bajo el pie derecho.

Para cada modelo de BMW se espera con impaciencia su radical versión M, pero no todos la tienen. El Serie 7 es uno de ellos. Sin embargo, a falta del M7, si el sustituto es el BMW M760Li xDrive, los amantes de esta señorial berlina tampoco se pueden quejar.

Es el Serie 7 más potente y queda claro desde el primer vistazo. Monta de serie un kit aerodinámico que potencia su agresividad, con entradas de aire de mayores dimensiones, faldones específicos y un difusor que aloja dos salidas de escape dobles. Las llantas, con diseño de cinco radios dobles y 20 pulgadas de diámetro, también aportan deportividad. Además, para quien prefiera un estilo más refinado, está disponible sin coste adicional el acabado Excellence.

Lo mejor del BMW M760Li xDrive, no obstante, se encuentra bajo el capó. Ahí la berlina alemana esconde un enorme bloque 6.6 V12 TwinTurbo que entrega 610 CV y un par máximo de 800 Nm disponible desde las 1.500 revoluciones por minuto. Combinado con una caja de cambios automática de ocho relaciones y con un sistema de tracción integral, acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos. Su velocidad máxima está limitada a 250 km/h, pero incorporando el M Driver Package se amplía hasta los 305 km/h.

Ahora bien, para mover esta mole de 2.225 kilos de peso con cierta soltura se necesita algo más que potencia. Para hacerlo cuenta con dirección asistida electromecánica, discos de freno ventilados de 19 pulgadas mordidos por pinzas de cuatro pistones delante y de dos detrás, neumáticos Michelin Pilot Super Sport y dirección integral a las cuatro ruedas.