BMW Serie 5 Touring: toda la tecnología, pero con más espacio

Cuenta con todo el equipamiento de la berlina pero mejora la habitabilidad interior y ofrece hasta 1.700 litros de carga en el maletero.

BMW Serie 5 Touring: toda la tecnología, pero con más espacio

El portón puede abrirse sin manos y tanto de manera completa como solo la luneta.

En diciembre se presentaba la séptima generación del Serie 5, apenas unos días después se detallaba su variante híbrida enchufable y ahora BMW revela su segunda carrocería: el Serie 5 Touring.

Aunque su presentación oficial tendrá lugar en el Salón del Automóvil de Ginebra el próximo mes de marzo, ya conocemos casi todos sus detalles. Cargado con todas las novedades y avances tecnológicos de la berlina, el Touring se presenta como una opción familiar pensada para un público objetivo que “emplea el gran maletero variable, valora su presencia impresionante y sabe disfrutar de su placer de conducción típico de la marca”, en palabras de Ian Robertson, responsable de ventas y marketing de BMW.

Con una longitud de 4.940 milímetros, una anchura de 1.860 y una altura de 1.490, es solo 10 milímetros más largo que el tres sedán, pero mantiene el adelgazamiento de 100 kilos de este y además la integración de la zaga tipo ranchera mejora la capacidad de su maletero. El BMW Serie 5 Touring cubica 570 litros (40 más que su hermano), aunque lo que más destaca la marca es que el acceso resulta mucho más funcional: se puede abrir el portón o solo la zona acristalada de manera independiente, de manera opcional está disponible el sistema de apertura sin manos, es posible colocar carga hasta el techo y al abatir los asientos (en configuración 40:20:40) la capacidad se amplía hasta los 1.700 litros.

En el ámbito tecnológico y de equipamiento, cuenta con todos los elementos que ya detallamos al presentarse el Serie 5, entre los que se encuentran tecnologías como la asistencia de dirección hasta a 210 km/h, el control activo de la velocidad, el control por gestos e incluso el aparcamiento remoto desde la llave.

En junio, cuando se lance al mercado, estará disponible en cuatro versiones, dos propulsadas por motor gasolina y dos diésel:

BMW 530i Touring: cuatro cilindros, 252 CV, 350 Nm, caja de cambios automática Steptronic de ocho relaciones, tracción trasera, aceleración 0-100 km/h en 6,5 segundos, velocidad máxima de 250 km/h, consumo combinado de 6,3-5,8 l/100 km y emisiones de CO2 de 143-133 g/km.

BMW 540i xDrive Touring: seis cilindros, 340 CV, 450 Nm, caja de cambios automática Steptronic de ocho velocidades, tracción integral, aceleración 0-100 km/h en 6,1 segundos, velocidad punta de 250 km/h, consumo combinado de 7,7-7,3 l/100 km, emisiones de CO2 de 177-167 g/km.

BMW 520d Touring: cuatro cilindros, 160 CV, 400 Nm, caja de cambios manual de seis marchas (Steptronic de ocho de manera opcional), tracción trasera, aceleración 0-100 km/h en 8,0 segundos (7,8 segundos), velocidad máxima de 230 km/h (225 km/h), consumo combinado de 4,9-4,5 l/100 km (4,7-4,3 l/100 km) y emisiones de CO2 de 129-119 g/km (124-114 g/km).

BMW 530d Touring (530d xDrive Touring): seis cilindros, 265 CV, 620 Nm de par, transmisión automática Steptronic de ocho relaciones, tracción trasera (tracción integral), aceleración 0-100 en 5,8 segundos (5,6 segundos), velocidad máxima de 250 km/h, consumo combinado de 5,1-4,7 l/100 km (5,7-5,3 l/100 km), emisiones de CO2 de 134-124 g/km (149-139 g/km).