El Skoda Karoq será el nuevo SUV compacto de la marcha checa

Se presentará el 18 de mayo y se lanzará en la segunda mitad de este año.

El Skoda Karoq será el nuevo SUV compacto de la marcha checa

El Skoda Karoq con su carrocería pintada de camuflaje. / Skoda

Karoq es el nombre que Skoda ha elegido para su nuevo todocamino compacto, inspirado en el idioma de una tribu nativa que habita una isla próxima a la costa sur de Alaska. Un SUV de dimensiones compactas, que se posicionará por debajo del Kodiaq y que llegará a los concesionarios a lo largo de la segunda mitad de este año.

Se trata, por tanto, de un modelo inédito en la gama de la marca checa y un paso más en su ofensiva en el segmento de moda. Desarrollado sobre la plataforma del SEAT Ateca, se presentará oficialmente en Estocolmo el próximo 18 de mayo como parte de una estrategia de ampliación de la oferta de Skoda que culminará en 2025.

El Karoq ocupará el lugar del Yeti, con una longitud de 4,38 metros y una distancia entre ejes de 2,36 metros que le otorgará una buena habitabilidad, incluyendo un maletero de 522 litros que podrá llegar a los 1.630 litros abatiendo los asientos. Su diseño tiene una clara identificación con su hermano mayor Kodiaq (como se puede apreciar en las imágenes ofrecidas por la marca de una carrocería camuflada), mientras que el fabricante adelanta que estará dotado de un completo equipamiento tecnológico con especial acento en la conectividad.

Skoda Karoq

Cinco serán los motores disponibles en la gama inicial.

La oferta mecánica se basará en cinco motorizaciones, dos de gasolina y tres diésel con cilindradas entre 1,0 y 2,0 litros para potencias que irán de los 115 a los 190 CV, todas ellas turbo, con función Start&Stop y sistema de recuperación de energía. En cuanto a las transmisiones, se contempla como básica la caja de cambio manual de seis relaciones a la que se suma otra automática DSG de siete marchas. El motor superior 2.0 TDI de 190 CV se ofrecerá con tracción total.