La Ford F-150 se renueva y estrena motor diésel

El modelo más vendido en América durante 35 años consecutivos añade una opción diésel a sus conocidos bloques de gasolina.

La Ford F-150 se renueva y estrena motor diésel

Su diseño se mantiene reconocible pero luce una imagen más actual.

Cuando ostentas el título de vehículo más vendido durante 35 años y el de pick-up más vendida durante 40 años, es que algo haces bien. La Ford F-150 domina América con mano de hierro, lo que no es impedimento para seguir mejorando.

La marca del óvalo ha presentado en el Salón de Detroit su última renovación, que mantiene todas las características habituales en las pick-up pero da un paso adelante en ámbitos como el tecnológico o el de empleo de materiales, además de sumar una mecánica diésel a su oferta.

Ford F 150

La apariencia del nuevo Ford F 150

En el frontal, los cambios estéticos afectan a la parrilla, los faros (que la envuelven) y el paragolpes, mientras que en la zaga pilotos y paragolpes también reciben modificaciones. El portón adopta una imagen específica según el nivel de acabado. Lo importante es el añadido de aluminio en la carrocería, que se combina con acero de alta resistencia para el bastidor.

Entre las opciones mecánicas de la Ford F-150 se encuentran un motor 3.3 V6 de 286 CV, un 2.7 EcoBoost y un 5.0 V8, ambos sin potencia declarada aún; y lo que es la mayor novedad, la incorporación de un diésel 3.0 Power Stroke asociado a una caja de cambios de 10 relaciones.

Por último, su dotación tecnológica, que es bastante completa: sistema de infoentretenimiento Ford SYNC 3, sistema de audio Bang & Olufsen, conexión 4G LTE con punto generador de wifi, control de crucero adaptativo, detector de peatones y sistema precolisión.

Ford F 150

El interior del modelo de Ford F 150