Moda sobre ruedas

Automóviles e industria textil, una relación singular que refuerza la imagen de marca y la exclusividad

Moda sobre ruedas

Mary Quant, la diseñadora británica que inventó la minifalda, se inspiró a mediados de los años sesenta en el tamaño recortado del Mini original para crear su transgresora falda corta e iniciar lo que se convertiría en una auténtica revolución. Esta es una de las primeras grandes interrelaciones entre los mundos de la moda y del automóvil, dos industrias que tienen más puntos en común de los que pueda parecer. Tayo Osobu, gerente de diseño de colores y tapicerías de Hyundai, señala que “hay profundas sinergias entre los coches y la vestimenta. Las compañías de moda y automoción pueden aprender mucho las unas de las otras, porque ambas siguen las últimas tendencias y comparten perfiles de clientes”.








Juego de maletas a medida de Louis Vuitton para el BMW i8.




Las colaboraciones entre textil y mecánica se suelen materializar en coches personalizados por diseñadores o marcas famosas, que se comercializan como series especiales, y también en complementos para el automóvil ideados por firmas de renombre. Los últimos ejemplos: el Seat Mii by Mango, que está orientado a las mujeres y cuenta con tapizados especiales y detalles como un gancho pensado para colgar el bolso, y el juego de maletas a medida de Louis Vuitton para el BMW i8, que, como el coche, están realizadas con fibra de carbono. Al respecto, Patrick-Louis Vuitton, director de pedidos especiales de la firma, opina que esta creación es “una expresión pura del arte de viajar”.








Seat Mii by Mango, con tapizados especiales y un gancho para el bolso.




Pero estas son solo dos de las cuatro propuestas que se han presentado en el último mes. A tal ritmo funciona la unión entre tejidos y cilindros. En una economía globalizada son habituales las asociaciones entre marcas a priori muy diferentes. Y es que, a menudo, la mercadotecnia entra también en juego. Para Rafael Alférez, director de marketing de BMW España, “ligar automóvil y moda aporta nuevas perspectivas que aumentan el alcance de nuestra comunicación”.

La simbiosis entre los dos sectores no se limita a los modelos de calle, sino que llega también a los prototipos de los salones, como el Hyundai Intrado visto hace unas semanas en Ginebra. Este coche concepto incluye tapizados de Hien Le, un prometedor diseñador asentado en Berlín, que están caracterizados por sus vivos colores y texturas innovadoras. De este proyecto se espera que sirva de guía para dotar de mayor vistosidad a los próximos modelos. Osubu indica que “los tapizados naranjas del Intrado influirán en los materiales y colores de nuestros futuros coches”.








Ermenegildo Zegna firma una serie especial del Maserati Quattroporte.




Pero uno de los prototipos más llamativos de los últimos años es el Smart customizado por el diseñador estadounidense Jeremy Scott, que, entre otras cosas, ha creado prendas especiales para Madonna y Lady Gaga. El coche de ciudad de Scott incluye un interior revestido con cuero napa blanco y las típicas alas con las que el creador firma sus creaciones.

El Fiat 500 by Gucci, por su parte, se ha convertido en un icono fashion en capitales de la moda como París y Londres. Y de la cocina italiana, una de las más activas, acaba de salir otra nueva propuesta, el Maserati Quattroporte personalizado por Ermenegildo Zegna, del que solo se van a producir 100 unidades, cada una con detalles únicos como un techo y asientos revestidos con seda.



Tejidos tecnológicos





Mesa de trabajo con muestras de hilos, telas, colores y detalles decorativos.


Un cuero que no quema tras dejar el coche aparcado al sol. Las industrias textil y del automóvil encuentran también su fusión en la tecnología, y no solo en el diseño. Leonardo Santamaría, del departamento técnico de BMW España, comenta que “la piel de los asientos incorpora Sun Reflective Technology, la llamada ‘cool leather’ o piel fría. Con la inserción de pigmentos de color modificados se logra una diferencia de temperatura notable de hasta 20 grados”.

Pero hay más, como los volantes con tejidos perforados, que reducen la sudoración de las manos, y las tapicerías antimanchas. Amanda Gómez, del área de diseño de colores y tapicerías de Seat, explica que “todos los textiles y pieles se someten a pruebas abrasivas y de desgaste”, con la idea de que “permanezcan con el mismo aspecto” a lo largo de toda la vida útil del coche.