Opel Grandland X: aquí está el SUV grande de la familia

Es 20 centímetros más largo que el Mokka X, solo estará disponible con cinco plazas y su maletero tiene una capacidad de 514 litros.

Opel Grandland X: aquí está el SUV grande de la familia

Cierra el trío de SUV de la marca.

Opel continúa su ofensiva todocamino y tras la renovación del Mokka X y la llegada del Crossland X, se incorpora a su gama SUV el Opel Grandland X, el modelo más grande de la familia. Tiene una longitud de 4.477 mm, una anchura de 1.844 mm y una altura de 1.636 mm, con una distancia entre ejes que llega a los 2.675 mm.

Se presenta así como una de las opciones grandes del segmento de los SUV C compactos, aunque en principio solo se ofrecerá en configuraciones interiores de cinco plazas. El maletero, por su parte, tiene una capacidad de 514 litros, que se amplían hasta los 1.652 con los asientos traseros abatidos.

Estéticamente queda claramente identificado como un Opel, luciendo el característico conjunto formado por la parrilla y los grupos ópticos, acompañados de dos entradas de aire laterales bajo las que se encuentran los antiniebla, y otra más que ocupa todo el ancho del paragolpes. Todos los bajos cuentan con protecciones de plástico y tanto frontal como trasera tienen refuerzos de aluminio. En el techo, que es de color diferente al resto de la carrocería, las barras cromadas terminan con la dotación habitual de los crossovers.

Opel Grandland X

Opel expone que “las superficies acabadas están dotadas de acabados de alta calidad”, lo que se traduce en una tapicería mixta de cuero y tela, materiales de tacto blando para los paneles de las puertas y salpicadero, y diversas molduras de aluminio. La instrumentación combina dos relojes analógicos grandes con dos pequeños en posición superior y una pequeña pantalla en el centro, mientras que la consola central da soporte al sistema IntelliLink y al Opel OnStar.

Entre el equipamiento, que variará según el acabado, se encuentran la apertura y cierre del portón trasero sin manos, los asientos ergonómicos, la calefacción para los delanteros, el volante calefactable, la cámara de visión 360º, el control de crucero adaptativo, el asistente avanzado de aparcamiento y la detección de peatones con frenada de emergencia.

No se ha desvelado nada respecto a sus opciones mecánicas, pero la presencia del Grip Control prácticamente descarta que vaya a haber versiones de tracción integral. El sistema permite elegir entre cinco modos de conducción que varían la respuesta del acelerador y el reparto de par entre las ruedas delanteras. Además, están disponibles neumáticos M+S.

La presentación oficial del Opel Grandland X tendrá lugar en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt, en septiembre, y en otoño llegará a los concesionarios.

Opel Grandland X