Los grandes protagonistas del Salón de Detroit

Los numerosos estrenos del grupo Volkswagen son lo más destacado para el mercado europeo de la última edición de la muestra.

Los grandes protagonistas del Salón de Detroit

El Q8 estará en el mercado el año que viene con un aspecto muy similar al del prototipo.

Las amenazas de Trump a las marcas de automóviles que fabrican fuera de EE UU e importan desde allí han eclipsado cualquier otro aspecto del Salón de Detroit, incluido el nuevo récord histórico de ventas logrado en 2016, con 17.539.000 unidades, 56.200 más que en 2015.

La cifra quedará como legado de Obama, que llegó a la presidencia con el sector en una profunda crisis y tuvo que afrontar in extremis el criticado rescate de General Motors, en quiebra absoluta, y las ayudas a Chrysler para evitar que siguiera igual destino.

Pero, al margen de récords, los estrenos más interesantes del Salón de Detroit han sido procedencia europea. Así, destaca el Audi Q8 Concept, que se presenta como prototipo, pero es en realidad una reproducción casi exacta de la versión con silueta Coupé del Q7. Será el próximo rival de los BMW X6 y Mercedes GLE Coupé, que debería salir a la venta a finales de año y tendrá también la versión híbrida enchufable de su hermano de marca. Además, Volkswagen presenta también el Tiguan Allsapace, la versión larga de su todoterreno medio, que saldrá en otoño y podrá incluir siete plazas.

Infiniti apuesta también por un prototipo para mostrar la imagen del nuevo QX50. El próximo rival de los Audi Q5 y BMW X4 se parece mucho a su hermano menor el QX30, pero cuando salga a finales de año o principios de 2018, estrenará el revolucionario motor de gasolina con compresión variable denominado VC-T, que anuncia un rendimiento récord (relación entre potencia, prestaciones y consumo).

Kia Stinger

Kia Stinger.

Mercedes, en cambio, desvela el Clase E Coupé, un deportivo de línea exquisita que completa la gama de su berlina grande. Y muestra también la renovación del GLA, el competidor de los Audi Q3 y BMW X1, que recibe una puesta al día en la estética y otros detalles.

Uno de los grandes protagonistas en el Salón de Detroit ha sido el Kia Stinger, una superberlina de diseño estilizado y deportivo que entra por los ojos al primer golpe de vista. Mide 4,8 metros de largo, algo menos que un Audi A6 o un BMW Serie 5, se vende con dos motores de gasolina de hasta 365 CV y llegará a España a final de año.

Por lo demás, destacan también dos prototipos de apariencia rompedora que sirven de avanzadilla a futuros modelos de serie. Uno es el VW I.D. Buzz Concept, la segunda entrega de la nueva división I.D. de coches eléctricos que la marca alemana empezará a lanzar en 2020.

Volkswagen I.D. Buzz Concept

Volkswagen I.D. Buzz Concept

En realidad, se trata de una reinterpretación futurista de la furgoneta Bulli, icono de los hippies y el Flower Power, pero incluye mecánica eléctrica y conducción autónoma. Rinde 374 CV, tiene unas baterías de 111 kWh, con más capacidad que las más grandes de Tesla actuales (100 kWh), anuncia 600 kilómetros de autonomía y acelera de 0 a 100 km/h en solo 5 segundos. Pero lo mejor es su interior, que incluye unos carriles para poder mover los asientos en múltiples configuraciones y el sistema de guiado autónomo I.D. Pilot, que permite ocultar el volante.

Por último, Nissan aparte de anunciar el lanzamiento del Qashqai en EE UU, bajo el nombre de Rogue Sport, presenta el VMotion 2.0 Concept, un prototipo también de conducción autónoma que muestra el nuevo lenguaje de diseño de las futuras berlinas o turismos de la marca japonesa, en muchos detalles inspirado en el Concept IDS desvelado en 2014 en el Salón de Tokio y presente también en el CES de Las Vegas de 2017.