Récord de vuelta en Silverstone… ¡a ciegas!

Un piloto lo ha conseguido en 1:44,3 en un Alfa Romeo Giulia QV, con los cristales totalmente tintados y guiado solo por las directrices desde otro Giulia.