Los Rolls-Royce son ingleses, pero los mejores están en Bilbao

La colección más valiosa del mundo de la marca británica es una de las exquisiteces que ofrecen los museos de automoción de España.

Los Rolls-Royce son ingleses, pero los mejores están en Bilbao

Uno de los Rolls-Royce de Torre Loizaga.

El Hispano-Suiza de Alfonso XIII, un mítico Audi Quattro de rallies, coches de película, los Rolls-Royce más espectaculares… Los mejores modelos clásicos se reparten por los museos de automoción españoles: un plan perfecto para la familia durante el verano. Aquí tienes los más destacados.

COLECCIÓN MIGUEL DE LA VÍA DE TORRE LOIZAGA (BIZKAIA)

Para ver la colección de Rolls-Royce más importante del mundo no hay que ir a Gran Bretaña, sino a la torre defensiva medieval del barrio de Concejuelo en Galdames. Allí, a unos 30 km de Bilbao, el empresario vasco Miguel de la Vía comenzó a coleccionar modelos Rolls-Royce a principios del siglo XX. Actualmente podemos contemplar hasta 45 unidades, una por cada modelo que la marca ha producido desde 1910 hasta 1998. Esta exposición privada también incluye modelos clásicos y deportivos de otras marcas. Para visitarla hay que solicitar cita previa a través de su web.

MUSEO DE LA AUTOMOCIÓN RODA RODA (LLEIDA)

Además de ofrecer una extensa colección de coches y motos, este museo nos pasea por la historia de la automoción con reproducciones de talleres, garajes y motores de época. El recinto es un antiguo y enorme garaje construido en 1954 por el industrial catalán Eduardo Velasco para la flota de camiones Campsa que abastecía a la provincia de combustible.

Destacan de su colección el Hispano-Suiza de 1928 que usaba Alfonso XIII y el Citroën B-12 de 1925, muy usado como taxi en Barcelona durante esa época. Para conocer el museo desde casa, su web te regala una visita virtual.

MuseoRodaRoda

MUSEO DE LA HISTORIA DE LA AUTOMOCIÓN DE SALAMANCA

En el Museo de la Automoción de Salamanca, una nutrida colección de coches Hispano-Suiza, Citroën y Ford de los años veinte del siglo pasado (y otros modelos más modernos) sirven para repasar la historia del automóvil. Las más de 100 piezas provienen de la antigua colección de la Familia Gómez Planche y de vehículos clásicos de la Dirección General de Tráfico.

MUSEO AUTOMOVILÍSTICO DE MÁLAGA

Este museo muestra el automóvil más como obra de arte que como producto industrial, acompañado de creaciones de moda de grandes diseñadores, que hacen referencia a la época de cada coche. Más de un centenar se distribuyen en secciones temáticas que cubren desde modelos de las primeras épocas hasta los que marcaron cierto carácter social, pasando por otros de diseño único, aquellos que tienen origen hollywoodiense o los que representan a las energías alternativas.

Un museo muy activo que permite el alquiler de algunos de los modelos expuestos para uso privado, como bodas y otros eventos. Y su Ecomuseo trabaja para inculcar a niños de 4 a 18 años los principios básicos de la educación vial y la sostenibilidad.

MUSEO DE LA FUNDACIÓN RACE (MADRID)

Una organización de la tradición del Real Automóvil Club de España (RACE) es normal que posea una colección de automóviles clásicos tan nutrida como la suya. Una selecta muestra representa la historia del automóvil desde sus comienzos, con modelos de Delahaye, Hispano-Suiza o Delaunay-Belleville, todos anteriores a 1910. Incluye también otros de épocas más actuales.

Rolls-Royce

Colección Privada de la Fundación RACE.

MUSEO DE COCHES DE CINE (YUNCOS, TOLEDO)

El coleccionista de coches Vicente Pavía y sus hijos unieron dos de sus pasiones (el cine y los automóviles) y crearon esta sorprendente colección: más de cien vehículos que han aparecido en diversas películas desde los años veinte hasta la actualidad. Algunos de ellos, incluso, se han reutilizado en series como El tiempo entre costuras, Amar en tiempos revueltos o El secreto de Puente Viejo. Aunque cierra en verano, no podíamos dejarlo fuera de nuestra lista como propuesta para lso próximos meses.