Un Toledo anticrisis

Un Toledo anticrisis

Funcionalidad y precio. Son las virtudes destacadas del nuevo Seat Toledo y sus mejores armas para triunfar. Esta berlina práctica y asequible puede cumplir como coche familiar único y saldrá a la venta el 15 de octubre con unas tarifas acordes a los malos tiempos: desde 13.990 euros (motor 1.2 de gasolina y 75 CV), aunque las versiones turbodiésel rondan los 19.000 euros.

El Toledo es un icono de Seat y el nuevo modelo supone la cuarta entrega de una saga que nació en 1991. Desde entonces se han vendido 917.000: 559.000 de la primera generación (hasta 1998), 383.000 de la segunda (1998 a 2004) y solo 54.000 de la última (2004 a 2009), que se dejó de fabricar ante su fracaso comercial.

El nuevo Seat parece creado con la hoja de ruta de un coche anticrisis. Para empezar, es un gemelo del Skoda Rapide, aunque con los detalles de estilo de la marca española. Al compartir el desarrollo y la fábrica (en la República Checa) se han reducido los costes para poder ofrecer unas tarifas más competitivas. Y lo mejor es que reúne todo lo importante que necesita una familia media con una relación sobresaliente entre calidad y precio.

El aspecto más mejorable del Toledo 2012 es su limitada personalidad. Por fuera no sorprende, porque combina la línea clásica de las berlinas con un diseño de trazos limpios y sencillos que prima la funcionalidad y huye de los adornos. Pero aunque mide solo 4,48 metros de largo, apenas 27 centímetros más que un Golf, tiene un interior amplio que transmite solidez y es un familiar muy práctico. Y, sobre todo, permite disfrutar la calidad mecánica de Volkswagen, que se aprecia en un tacto de conducción agradable y preciso, un comportamiento ágil y seguro, y una sensación de consistencia notable en carretera y autopista.

Estas virtudes se completan con una gama mecánica moderna y eficiente en el consumo, aunque justa en potencia. Se ofrecen cinco motores, cuatro de gasolina: 1.2 de 75 CV (13.990 euros y 6,1 litros de consumo medio), 1.2 TSi de 85 (17.500 y 5,1), 1.2 TSi de 105 (18.600 y cinco) y 1.4 TSi de 122 con cambio automático DSG de siete marchas (22.150 y 6,2). Además, hay un 1.6 TDi de 105 (19.400 y 3,9 litros) y en 2013 llegará otra versión de 90 CV. Hay tres acabados, pero el básico Emoción incluye ya seis airbags, ABS, control de estabilidad, radio CD y elevalunas eléctricos, y el intermedio Reference añade el aire acondicionado y otras cosas.