10 trucos para que el seguro del coche salga más barato

Hay que saber estar en el lugar y en el momento adecuados para conseguir el mejor precio.

10 trucos para que el seguro del coche salga más barato

Si dedicas tiempo a comparar, el seguro puede resultar bastante más barato.

En España hay algo más de 18 millones de hogares y casi 28 millones de vehículos matriculados. No hay escape: la póliza del seguro del coche aparece como un gasto fijo en casi todos los hogares. Fijo por inevitable, pero no inamovible. Al menos resulta posible suavizar el daño. Existen algunos trucos para ahorrar en el seguro del coche.

1. Presta atención al calendario

Para acertar con la renovación del seguro del coche, antes de nada debes preguntarse si quieres cambiar de compañía. Por precio, por descontento o por la razón que sea. Si la respuesta es afirmativa, estás obligado a cancelar tu póliza con 30 días de antelación como mínimo. La legislación lo establece así: “Las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de, al menos, un mes de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso cuando quien se oponga a la prórroga sea el tomador, y de dos meses cuando sea el asegurador”.

2. Cancela el seguro

Aunque no tengas intención de cambiar de compañía, cancela el seguro. Es un trámite levemente engorroso, pero es más que probable que te llamen para ofrecerte una mejor oferta.

Ten en cuenta que si llevas muchos años con ellos podrías perder bonificaciones al hacer esto. Consúltalo antes, pero normalmente casi todo el mundo sale beneficiado.

3. COMPARA PRECIOS
No te dejes llevar por la inercia ni por las sensaciones, porque hay empresas que parecen más baratas de lo que son. Compara los precios de varias compañías: los comparadores online te lo ponen bastante fácil. Utiliza los comparadores: prueba a meter tus datos en más de uno, puedes llevarte una sorpresa agradable.

4. Procura ser un buen conductor

Este punto depende de ti por completo. Para pagar menos por el seguro del coche debes demostrar que la aseguradora va a tomar pocos riesgos contigo. Cuantas más multas tengas a tu nombre (especialmente si son de velocidad), peor. Y cuantos más partes aparezcan en tu historial, peor, obviamente.

5. Elige la cobertura que se adapta a ti

El precio de la póliza del seguro depende de las coberturas que ofrezca, que nunca deben ser superiores a las que necesitamos. Definitivamente, no siempre merece la pena contratar un seguro a todo riesgo. Como recomendación general: hasta el tercer año, seguro sin franquicia. Entre el tercer y el quinto año, seguro con franquicia, y a partir de ahí las coberturas deben ir descendiendo. Puede que a partir del décimo año merezca la pena pagar solo el seguro a terceros obligatorio, pero añadir protección para lunas, incendio y robo no suele subir mucho el precio. Valóralo.

6. Contrata varios seguros

Ya sea en tu propia compañía o en una nueva, pregunta por la posibilidad de contratar varias pólizas a la vez. Si pagas también por el seguro de la vivienda, por un seguro de vida o por uno de salud, probablemente lograrás una tarifa mejor.

7. No fracciones el pago

Si tienes la posibilidad de pagar de una sola vez, hazlo: las compañías suelen ofrecer descuentos en esa circunstancia y, al contrario, los pagos fraccionados pueden acarrear algún recargo. No siempre es así, así que consúltalo antes.

8. ¿Mentir a la compañía?

Como truco, puede ser uno de los más extendidos, pero no siempre es recomendable. Las pólizas son más baratas cuando el coche duerme en garaje, cuando los conductores están casados y cuando los coches no equipan extras. Si declaras lo que no es, ahorrarás algo, pero dejarás de estar cubierto en parte. En caso de robo, por ejemplo, a la indemnización le restarán la parte proporcional que debería haberse pagado. Hay consecuencias más graves: si hay un conductor habitual no declarado o el seguro se pone a nombre de otra persona cuando el conductor es menor de 26 años, la compañía puede anular el contrato declarando falsedad de datos (sin devolver la prima).

9. Cuidado con los extras

Si este va a ser tu primer seguro y todavía no has comprado el coche, ten en cuenta que los modelos más potentes y con mayor cantidad de extras siempre pagan más por el seguro del coche.

10. Elige un motor de gasolina

Rara vez se elige el combustible de un coche en función del seguro que se vaya a contratar, pero los modelos de gasolina pagan tarifas más reducidas que los diésel.