7 rutas para perderte con el coche en invierno

No hace falta tener vacaciones para organizar una escapada y disfrutar de las mejores postales invernales, con nieve o sin ella.

7 rutas para perderte con el coche en invierno

Un paisaje invernal de Torla.

El 20 de marzo solo es fiesta en Extremadura y Madrid, así que casi nadie va a poder enganchar más de tres días festivos hasta Semana Santa. Pero no hace falta tanto para hacer una escapada con el coche. Basta con tener el vehículo a punto y ganas de conocer España para pasar un gran fin de semana descubriendo las estampas que nos regala lo que queda de invierno. Con más o menos sol, con nieve o sin ella, de norte a sur y de este a oeste. Estas son 7 estupendas rutas para tomar algo de aire en pleno calendario laboral.

Las joyas del Pirineo aragonés

El Pirineo aragonés espera a los viajeros con cientos de pequeños rincones y decenas de pueblos de montaña. Un buen comienzo son Benasque y Cerler, el segundo pueblo más alto de la zona, a 1.531 metros de altitud.

Aínsa, a un paso de la sierra de Guara, parece haber quedado detenida en el medievo y Torla, casi en la frontera con Francia, sirve de puerta de entrada al valle de Ordesa, Patrimonio de la Humanidad.

Y como cierre de la ruta, Ansó, otro enclave que mantiene la magia del siglo XVI. Ahora bien, conviene tener bien sabida la previsión meteorológica y el coche a punto, dispuesto a enfrentarse al invierno de la cordillera más alta de España.

rutas en coche

Playa de Comillas.

La costa de Cantabria

Cantabria luce orgullosa una lista de pueblos costeros que, con pocos kilómetros de distancia entre uno y otro, invitan a tomar fotografías de postal. Comenzando por San Vicente de la Barquera y Comillas, con su curiosa arquitectura mezcla de construcciones neogóticas y modernistas (como el imprescindible Capricho de Gaudí), pasando por Suances y su playa de los Locos, o Noja y la playa de Trengandín.

Sin dejar de pasar por Santander, con los impresionantes acantilados del Faro de Cabo Mayor, la arena fina de El Sardinero y las increíbles vistas desde Peña CabargaUna excursión de un par de días y no más de 200 kilómetros de buenas carreteras desde las que no dejar de disfrutar de las vistas más increíbles del mar Cantábrico.

rutas en coche

La sierra de Gredos.

Gredos y Valle del Jerte, no solo en primavera

Todo un paraíso de interior. Las tierras de Gredos sorprenden con paradas como la de El Escorial (Madrid), con su monasterio, tal vez la más espectacular. Aunque conviene acercarse a otro punto menos conocido, la Silla de Felipe II, un conjunto de plataformas de granito que servían de trono natural al rey para admirar la marcha de las obras del Monasterio.

Y más: Yuste (Cáceres), allá donde el emperador Carlos V pasó sus últimos días tras abdicar y ceder la corona de su Imperio o Hervás, con sus castañares y su judería. Decenas de puertos de montaña a los que asomarse y otras paradas obligadas que respiran historia de Castilla, como Ávila o Plasencia (Cáceres)

Tal vez algunos tramos sean un poco peliagudos en esta época; lo mejor, ir con tranquilidad y con los consejos para conducir en invierno bien repasados.

rutas en coche

Tossa de Mar.

La Costa Brava, escenario de película

Todo el litoral de Girona, desde Blanes hasta el Cabo de Creus, parece un gran set de cine. Con el salitre del Mediterráneo siempre presente, una buena idea es recorrer la ruta El Año, la que separa Tossa y Sant Feliú, llamada así por sus 365 curvas.

Tal vez sea la carretera más bella de toda Cataluña, un balcón natural al verde de los pinos y al azul del mar de unos 120 kilómetros.

rutas en coche

Cabo de Gata.

Y más cine: la provincia de Almería

El Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, el poblado prehistórico de los Millares, el propio desierto de Tabernas… Almería presenta una ruta de paradas obligatorias para el viajero y aconseja, sobre todo, abandonar la Autopista del Mediterráneo para recorrer con calma y los ojos bien abiertos las carreteras secundarias de interior.

rutas en coche

Ponferrada.

León y Zamora, historia de España

Iniciamos ruta desde el castillo templario de Ponferrada, majestuosa fortaleza del siglo XII, y encaminamos nuestras ruedas hacia Astorga y su Palacio Episcopal, obra de Antoni Gaudí. Después, viajamos hasta Benavente para disfrutar de las vistas desde el mirador de La Mota y cerramos ruta en Toro, en plena vega del Duero, ciudad sede de las Cortes de Castilla y residencia de la familia real entre los siglo XII y XVI. Algo más de dos horas de recorrido en total de carreteras en muy buen estado.

rutas en coche

Arcos de la Frontera.

Los Pueblos Blancos de Cádiz y Málaga

Porque no sólo son bonitos en verano. Las provincias de Cádiz y Málaga cuentan con 19 pequeños pueblos blancos en los que empaparse de las costumbres andaluzas Arcos de la Frontera, Medina-Sidonia, Ronda, Grazalema, El Bosque, y otros más escondidos y menos populares pero igual de bonitos, como Atajate o Benadalid.

Encontrar un motivo para bajar al sur es sencillo, pero la Ruta de los Pueblos Blancos lo pone todavía más sencillo. El itinerario, libre, según el tiempo del que se disponga.