Bentley EXP 12 Speed 6e, futuro eléctrico y elegante

La marca apuesta por la combinación de electricidad y lujo y muestra al público su propuesta de un gran turismo de carrocería descapotable.

Bentley EXP 12 Speed 6e, futuro eléctrico y elegante

La marca explora un futuro eléctrico a medio/largo plazo.

En la industria del motor ya nada es inamovible y Bentley es el claro ejemplo de ello: en un año han dado el salto a los SUV y su Bentayga, además, se ha convertido en el primer diésel de su historia. La firma de lujo sigue explorando los nuevos derroteros por los que avanza el mundo del automóvil, y el de los vehículos eléctricos es uno de los que está más alto en su lista de prioridades. Y con rumores sobre híbridos enchufables a corto o medio plazo, la marca ha aprovechado el Salón de Ginebra para presentar el Bentley EXP 12 Speed 6e.

Se trata de un prototipo de gran turismo descapotable equipado con una mecánica 100% eléctrica. No hay nada que apunte a una pronta producción en serie, pero estos eventos son siempre una buena oportunidad para comprobar el interés del público.

Bentley EXP 12 Speed 6e

En palabras de Wolfgang Durheimer, presidentes de Bentley, “el prototipo muestra cómo Bentley está definiendo la motorización eléctrica en el sector del lujo, con una tecnología, unos materiales y el nivel de refinamiento que podrías esperar de cualquier Bentley”.

Es esa intención de unir lo tradicional de la marca con la modernidad lo que guía todo el prototipo. Así, las líneas generales del modelo son fácilmente reconocibles como un miembro de la familia gracias a los dos faros redondos o las proporciones generales, pero añaden detalles deportivos como los musculosos laterales o las dos salidas de aire del capó, y otros más futuristas como la iluminación LED dentro de la parrilla o los retrovisores tradicionales sustituidos por cámaras de alta definición.

Bentley EXP 12 Speed 6e

En el habitáculo se ha dejado todavía más claro que se trata de un vehículo de lujo: todo está tapizado en cuero bitono granate/marfil, las molduras combinan aluminio y cobre y la consola central es una alargada lámina de cristal. Mención aparte hay que hacer al volante: además de ser achatado en su base, se ha cortado por la parte superior y se han instalado dos botones que, con el logo de un cohete grabado, solo pueden prometer algún tipo de rendimiento extra del motor.

Lamentablemente, el fabricante no ha dado datos técnicos de la mecánica del Bentley EXP 12 Speed 6e, dejando como únicos detalles relevantes que su autonomía le permitiría hacer un París/Londres sin parar y que, además de con la toma de corriente oculta tras la matrícula trasera, también podrá recargar sus baterías por inducción.