Nos mudamos de casa…

Ya estamos aquí. Nos hemos mudado de casa, aunque sigamos en el mismo barrio… El Retrovisor, este espacio en el que tan sólo pretendo compartir con aquéllos de vosotros que así lo deseéis mis inquietudes sobre todo lo relacionado con el mundo del motor, nació bajo el amparo del Diario AS y ahora se ha trasladado a un soporte diferente, más adecuado. Ha nacido ElMotor.com, el gran site especializado que comparten desde hoy los medios del Grupo Prisa, así que pocos lugares mejores se me podrían ocurrir para alojar estas reflexiones que no van más allá de eso, repito, mi visión personal de los temas que nos interesan a cuantos disfrutamos con los coches, las motos y casi cualquier aparato con un motor…

Blog03

Es éste un proyecto ambicioso en el que llevamos trabajando meses. Innecesario a estas alturas resulta explicar a casi nadie lo mucho que está cambiando la comunicación, el periodismo. Es una revolución más que una evolución y hemos querido adaptarnos a ella con una apuesta firme por un soporte digital diseñado para afrontar los retos que nos surgen cada día. Necesitaremos algo de tiempo para afianzar nuestras aspiraciones, para consolidar un lugar que logre convertirse en la referencia para todos los interesados en el inagotable universo del motor.

Resulta tan evidente como indiscutible que el automóvil está instalado en nuestras vidas con tal omnipresencia que provoca la atención de una gran mayoría de conductores. Nos desplazamos en coche (o moto) casi a diario, gastamos mucho dinero en comprarlo, también en mantenerlo, nos hacen disfrutar y en ocasiones, lamentablemente, también sufrir. Se trata de un sector de enorme peso específico en la economía, la industria, la sociedad, la ecología, la movilidad, la seguridad vial, la tecnología… ¿Hacen falta más argumentos para hablar de ellos? Seguramente no, pero además… ¡nos encantan!

Blog02

Así que nos hemos propuestos acercar a nuestra audiencia (porque ahora ya no sólo se lee, también se mira mucho) la información más completa relacionada con esta temática. Y queremos hacerlo de un modo diferente, fresco, sorprendente, incluso divertido pero siempre riguroso y documentado. Muchos son, claro está, los que ya tratan tales asuntos en los más variados soportes y tonos, pero nuestro deseo es llegar a ser capaces de hacerlo con una originalidad que sirva para contar con beneplácito de quienes quizá de otro modo no se plantearían consumir contenidos de este estilo.

Estamos en rodaje, las piezas de este motor deberán ajustarse, desprendernos de esa virutilla metálica que entorpece el funcionamiento y conseguir la sintonía perfecta entre todas ellas antes de rodar a velocidad de crucero. Por eso me permito pediros, a los que ya me conocéis de antes y a los que lo hacéis ahora desde este nuevo escaparate, algo de tiempo y paciencia para que demostrar lo mucho que creemos podemos ofrecer en este sector de la Prensa del motor. No la llamaría especializada porque no es lo que pretendemos, no queremos ser expertos redichos sino cómplices de la maravillosa sensación de desplazarse a los mandos de uno de esos locos cacharros que cada día nos invitan a disfrutar o a soñar.

Espero que os animéis a compartir con nosotros este viaje que ahora comienza. Será lo mejor que nos pueda ocurrir.