Los motoristas ya tienen su VIA-T para autopistas

Bip&Drive ha diseñado un brazalete específico para facilitar el pago de los peajes.

Los motoristas ya tienen su VIA-T para autopistas

El motorista lleva el brazalete con comodidad.

Pagar el importe del peaje en las autopistas suele resultar una operación engorrosa para la mayoría de los usuarios, pero especialmente para los de motocicletas a causa de los condicionantes del equipamiento. Sea un abono en efectivo o con tarjeta, los motoristas deben desprenderse de los guantes, buscar su cartera, pagar y repetir el proceso a la inversa para reanudar la marcha. La opción de los dispositivos electrónico VIA-T tampoco era hasta ahora muy recomendable para los vehículos de dos ruedas, puesto que la lectura de la tarjeta solía fallar por su ubicación en la moto o en la equipación de quien la conduce.

Bip&Drive es una empresa especializada en este tipo de servicios que ha querido solucionar la problemática de los motociclistas. Así ha diseñado un brazalete específico para transportar la tarjeta del VIA-T de forma sencilla, segura y cómoda, de manera que se les facilite la apertura de la barrera al aproximarse a la misma como ocurre con el resto de los usuarios de los peajes.

Brazalete

El brazalete junto a la tarjeta de pago de los peajes.

El brazalete está fabricado en un tejido que garantiza la señal de radiofrecuencia a su paso por la barrera, además de ser completamente impermeable para proteger la tarjeta de las inclemencias meteorológicas y disponer de un cierre hermético que dificulta los extravíos.

Para quienes ya dispongan de una tarjeta VIA-T, el precio venta al público del brazalete es de 25 euros, mientras que aquéllos que lo compren junto a una tarjeta de servicio anual deberán abonar 20 euros por el primero y 15 por la segunda (es decir, un ahorro de 5 euros). A estas cantidades hay que sumar, lógicamente, el consumo por la utilización en las autopistas de peaje de España, Portugal y Francia, países en los que se encuentra habilitado el servicio. Como es habitual en VIA-T, la facturación se realiza de forma mensual a través de la cuenta bancaria o tarjeta de crédito facilitada por el usuario, siempre que la entidad esté ubicada en el territorio nacional.

Como ventajas añadidas, Bip&Drive ofrece descuentos en determinados peajes y también facilita el pago en más de 90 aparcamientos asociados al programa, incluyendo en estaciones de tren y aeropuertos de toda España. La gestión del dispositivo, su utilización, consumo, promociones y  facturación es a través de una aplicación desarrollada por la propia empresa.