El BMW Serie 5 avanza en la conducción autónoma

La séptima generación del modelo ya esta aquí y vuelve a situarse entre las superberlinas grandes de referencia.

El BMW Serie 5 avanza en la conducción autónoma

Supera en tecnología autónoma incluso a su hermano mayor, el Serie 7.

La nueva generación del BMW Serie 5, el modelo más vendido de la historia de BMW, casi ocho millones desde su estreno en 1972 y 2,2 millones de la sexta y última entrega de la saga, saldrá a la venta en febrero desde 52.000 euros en gasolina (520i de 184 CV) y 49.400 en diésel (520d de 190 CV).

boton_probarSigue apostando por la deportividad y la eficiencia para distinguirse y añade además contenidos tecnológicos de frontera, como la conducción autónoma en autopista (hasta 25 segundos sin tocar el volante a menos de 210 km/h) y función de adelantamiento automático.

Será el rival más difícil del nuevo Mercedes Clase E, ganador de la última comparativa realizada por el Equipo de Pruebas de El País, por delante de los Volvo S90, Audi A6 y Jaguar XF.

Estas son las 10 claves que marcan la diferencia en el BMW Serie 5,

1. Nueva frontera en conducción autónoma

El último BMW Serie 5 explora nuevos límites en conducción autónoma entre las marcas europeas, incluso por delante de su hermano mayor el Serie 7. Según BMW, en esta última versión el piloto automático de autopista permite soltar las manos del volante hasta 25 segundos y ¡por debajo de 210 km/h¡ sin que salte la alarma (se entiende que solo se podrá comprobar legalmente en las autopistas alemanas de velocidad libre).

2. Adelantamiento automático en autopista

Además, según la marca, entre las nuevas funciones disponibles estrena la de adelantamiento automático: una vez conectado el control de velocidad de crucero, que incluye el radar de distancia, basta poner el intermitente para que el coche inicie la maniobra por si solo sin necesidad de tocar el volante. Después, una vez sobrepasado el vehículo, vuelve a su carril también sin necesidad de que el conductor haga nada.

  • Nota: Las unidades de pruebas de la presentación internacional eran de preserie y no llevaban instalada esta función.

3. 100 kilos más ligero

Por fin con carrocería de aluminio, como el Jaguar XF, y aplicando también magnesio y aceros especiales. El resultado: a pesar de haber crecido tres centímetros en longitud, hasta los 4,93 metros, el nuevo BMW Serie 5 ha adelgazado hasta 100 kilos según versiones. Y la mejora es clave porque optimiza también prestaciones, consumos y comportamiento dinámico al reducir las inercias y mejorar la agilidad.

4. Aerodinámica récord

CX de 0.22 en el versión ED (Efficient Dynamics) y de 0.23 en el resto, la nueva barrera a superar en coches de gran serie. Otro detalle que ayuda también a mejorar prestaciones y reducir consumos.

5. Aparcamiento por control remoto con la llave

Al igual que el Serie 7, el nuevo BMW Serie 5 se puede aparcar con la llave desde fuera del coche. De momento solo puede girar hasta 10 grados el volante y mover el coche hacia delante o detrás para aparcarlo cuando no hay espacio para abrir la puerta, o para meterlo en el garaje de casa.

6. Eficiencia optimizada: prestaciones y consumos récord

El nuevo BMW Serie 5 logra mejoras de eficiencia importantes. Así mejora hasta un 10% las prestaciones al mismo tiempo que reduce hasta un 11% el consumo según versiones. Así, el M550i supera ya al M5 actual y acelera de 0 a 100 km/h en cuatro segundos. Y por debajo, el 520d ED (Effcicient Dynamics) rinde 190 CV y anuncia un consumo récord de solo 3,9 litros y 102 g/km de emisiones de C02 de media.

7. Versión híbrida enchufable

Se llama 530e iPerformance y será la versión híbrida enchufable del nuevo BMW Serie 5. Tiene un motor de gasolina y otro eléctrico que suman 252 CV y ofrece 50 kilómetros de autonomía eléctrica y 1,9 litros de consumo medio (44 g/km de CO2).

8. Dirección a las ruedas traseras

Los modelos xDrive (tracción 4×4) vienen de serie con dirección a las ruedas traseras. Así, a baja velocidad, hasta 60 km/h, giran en sentido contrario a las delanteras para mejorar la maniobrabilidad, por ejemplo al aparcar o en ángulos cerrados. Y a más velocidad lo hacen en el mismo sentido que las ruedas delanteras para ayudar a girar en curva o al cambiar de carril cuando se conduce en carretera.

9. Control gestual y conectividad avanzada

El BMW Serie 5 permite manejar las funciones y dispositivos de información y entretenimiento de cuatro maneras diferentes: manualmente, en la pantalla táctil (10,25 pulgadas), con órdenes orales y hasta con gestos. El nuevo sistema de órdenes gestuales hace posible realizar algunas acciones como contestar o rechazar llamadas, subir o bajar el volumen del equipo de música, etc.

Entre las funciones del sistema de información y entretenimiento, incluye información de tráfico en tiempo real, conexión wifi a bordo y en algunos países hasta información de plazas de aparcamiento disponibles.

Además, la aplicación BMW Connected, sincroniza el ordenador personal, la tablet o el móvil con el coche para gestionar reuniones, citas, agenda, correo, etc. y ofrece un servicio de secretaría personal, con un ‘call center’ que ofrece información sobre direcciones, horarios y entradas espectáculos…

10. La gama más completa

El BMW Serie 5 cuenta con una gama muy completa que incluye mecánicas de gasolina, turbodiésel, híbrida enchufable iPerformance, la versión deportiva MPerformance y el M5, que llegará en noviembre de 2017 con 600 CV.

Esta será, de momento, la gama española que saldrá al mercado en febrero :

· 520i (184 CV): 52.000 euros
· 530i (252 CV): 56.400 euros
· 530i xDrive (252 CV): 58.400 euros
· 540i (340 CV): 67.500 euros
· 540i xDrive (340 CV): 70.500 euros
· 520d (190 CV): 49.400 euros
· 520d xDrive (190 CV): 54.300 euros
· 525d (231 CV): 58.100 euros
· 530d (265 CV): 61.900 euros
· 530d xDrive (265 CV): 63.300 euros
· 540d xDrive (320 CV): 69.400 euros

Todos, salvo el 520d básico, que incluye cambio manual de seis marchas, vienen de serie con cambio automático Steptronic de ocho velocidades.