Las cinco virtudes (y el defecto) del nuevo Kia Rio

La nueva entrega del modelo coreano se postula como uno de los coches de su tamaño con mejor relación entre calidad y precio del mercado

Las cinco virtudes (y el defecto) del nuevo Kia Rio

El modelo está bien presentado y ofrece un buen tacto de conducción.

Sus tarifas son económicas, pero el nuevo Kia Rio no es un coche de planteamiento económico. Y es que transmite calidad y añade dos atributos muy poco habituales entre los modelos de precio ajustado: un equipo de serie sin carencias y una conducción de buen tacto y comportamiento eficaz.

El nuevo Kia Rio se vende desde 10.909 euros e incluye de serie aire acondicionado, Bluetooth y llantas de aleación, y completa su oferta con una carrocería e interior bien presentados, una cabina y maletero amplios y rodares tan suaves como eficaces.

Sorprende así por su resultado de conjunto y reúne atributos suficientes para superar las comparaciones con casi cualquier propuesta europea y japonesa (Renault Clio, Seat Ibiza, Opel Corsa, Ford Fiesta, Citroën C3, Nissan Micra…). Es uno de esos modelos que da mucho para lo que cuesta.

Analizamos en seis puntos las cinco virtudes y el defecto principal del último Kia. Las primeras unidades se entregarán a principios de abril.

CINCO VIRTUDES

Relación calidad/precio. Su gran arma. Los precios oscilan entre 10.909 y 16.209 euros, y se asocian además a un buen equipamiento desde la versión de acceso y a una calidad general destacable. Pocos utilitarios encuentran este punto de equilibrio. Buen espacio, confort, dinamismo, contenidos e imagen. Se postula como el más asequible de los mejores. Y con una garantía de siete años o 150.000 kilómetros, lo que primero suceda.

Equipamiento de serie. Hay tres acabados: Concept, Drive y Tech. El primero viene ya, como se mencionaba, con aire acondicionado, Bluetooth y llantas de aleación de 15 pulgadas (salvo en el motor 1.2, que lleva tapacubos), y añade control de estabilidad, seis airbags, equipo de música, puerto USB, ordenador, sensor de luces, elevalunas delanteros y retrovisores eléctricos, volante con mandos y ordenador de viaje. El acabado Drive aporta navegador, climatizador, volante de cuero y sistemas de conectividad Car Play y Android Auto, mientras que el Tech equipa llantas de 17 pulgadas y sistemas de seguridad electrónica como la alarma de salida del carril y la frenada automática de emergencia con reconocimiento de peatones (opcional en los otros acabados por 600 euros).

Kia Rio

El interior del nuevo Kia Rio

Comportamiento. Tan suave como eficaz. El nuevo Kia Rio funciona con finura y precisión y sorprende (de nuevo) por su mezcla de sensaciones, porque ofrece un comportamiento ágil y dinámico y, sin embargo, huye de suspensiones firmes y mantiene un tacto sedoso en casi cualquier circunstancia. Puede ser un transporte cómodo y también una herramienta para divertirse al volante. Equilibrio notable entre estabilidad y confort. Además, la dirección permite dibujar las curvas al centímetro, pisa con aplomo y está bien insonorizado.

Los motores 1.4 CRDi (turbodiésel de cuatro cilindros) y 1.0 T-GDi (turbo de gasolina de tres cilindros) son más recomendables que el 1.2, porque tienen más par o fuerza de empuje, mueven con más alegría el peso (unos 1.300 y 1.200 kilos, respectivamente) y permiten incluso afrontar viajes. Trabajan asimismo con una finura similar (mérito para el diésel y demérito para el otro), y la principal diferencia está en el rendimiento: el de gasolina corre más, mientras que el de gasóleo gasta menos.

Habitabilidad y maletero. El nuevo Kia Rio mide 4,06 metros de longitud e incluye cinco plazas aptas para adultos y un maletero de 325 litros, uno de los más grandes entre los utilitarios. Integra rueda de recambio de emergencia. Tanto las plazas delanteras como las traseras pueden acomodar a las tallas más grandes y las estrecheces solo aparecen al tratar de viajar tres adultos atrás, como sucede, por otra parte, en todos los modelos de este tamaño.

Diseño. La arquitectura de la carrocería es tirando a cuadrada, pero los detalles decorativos animan el conjunto y consiguen que luzca una imagen con cierto gancho, especialmente en relación al precio. Destaca por su estilo macizo y robusto, y tiene un interior bien presentado, incluso mejor que el exterior, con una instrumentación elaborada y pantalla central flotante, entre otras soluciones modernas.

EL DEFECTO

Los materiales del interior. Demasiado plástico. Es la principal laguna del nuevo Kia Rio. Todos los paneles del interior son duros y presentan una sensación táctil mejorable. El conjunto resulta aparente y agradable a la vista, pero pierde encanto al tocarlo. Es el peaje que se paga por disfrutar del resto de características a esos precios.

PRECIOS

Las tarifas del nuevo Kia Rio incluyen ya todas las promociones posibles: descuento directo (2.250 euros), bonificación por entrega de coche usado (150) y promoción por financiar la compra con la marca (750). Suman 3.150 euros, antes de impuestos, que se transforman en 3.691 al aplicar las tasas correspondientes.

La gama crecerá en el último trimestre de 2017 con el lanzamiento del acabado GT Line, que introducirá nuevas posibilidades estéticas y una versión de 120 CV del nuevo motor 1.0 T-GDi, o turbo de gasolina de tres cilindros. También se espera, aunque ya en 2018, una versión con cambio automático y otra deportiva, con espíritu de GTi.

· 1.2 84 CV Concept: 10.909 euros
· 1.2 84 CV Drive: 12.809 euros
· 1.2 84 CV Tech: 13.909 euros
Consumo medio oficial: 4,8 l/100 km

· 1.0 T-GDi 100 CV Concept: 12.484 euros
· 1.0 T-GDi 100 CV Drive: 13.809 euros
· 1.0 T-GDi 100 CV Tech: 14.909 euros
Consumo medio oficial: 4,3 l/100 km (4,5 en acabadoTech)

· 1.4 CRDi 77 CV Concept: 13.284 euros
· 1.4 CRDi 77 CV Drive: 14.609 euros
Consumo medio oficial: 3,5 l/100 km

· 1.4 CRDi 90 CV Concept: 13.784 euros
· 1.4 CRDi 90 CV Drive: 15.109 euros
· 1.4 CRDi 90 CV tech: 16.209 euros
Consumo medio oficial: 3,7 l/100 km (3,8 en Tech)