Infiniti Q60 Black S: 500 CV y tecnología de Fórmula 1

La versión más exagerada de la berlina celebra el acuerdo de colaboración técnica de la marca con el Renault F1 Team.

Infiniti Q60 Black S: 500 CV y tecnología de Fórmula 1

Su estética promete y su mecánica no defrauda.

¿Hay alguna manera mejor de celebrar una alianza en el mundo de la competición que lanzar un coche lo más brutal posible? Probablemente, no. Al menos es lo que deben haber pensado en Infiniti tras llegar a un acuerdo de colaboración técnica con la escudería Renault de F1. Ambas partes han aportado lo mejor de sí y el resultado es tan espectacular como este Infiniti Q60 Black S.

Antes de empezar a crear ilusiones, vaya por delante que por el momento es solo un prototipo y no está decidido si llegará a convertirse en un modelo de producción. Quizá los responsables aprovechen su presentación en el Salón de Ginebra para evaluar el interés del público y así tomar una decisión.

De llegar a fabricarse en serie, las carreteras del todo el mundo contarían con un nuevo gallo en el corral de las berlinas deportivas.

Infiniti Q60 Black S

Salta a la vista que viene para dar guerra; a su lado, la atlética silueta del Infiniti Q60 básico parece la de un cupé del montón. Los bajos crecen en demasía, incorporan unas enormes entradas de aire, el capó gana músculo, la línea de la cintura está incluso más definida, los faldones laterales están todavía más pegados al suelo, las llantas son de 21 pulgadas y la zaga es, simplemente, radical: difusor agresivo, dos salidas de escape centrales y un vistoso alerón de doble lámina.

Pero una estética así, por llamativa que sea, quedaría vacía sin un apartado mecánico a la altura. Y es en este aspecto donde se ha tomado la inspiración de la Fórmula 1, ya que Infiniti ha instalado un KERS como el que llevan los monoplazas de la competición. Con un motor 3.0 V6 de 400 CV como base, el sistema de recuperación de energía aporta otros 100 CV extra para conseguir un total de 500.

No hay datos técnicos del Infiniti Q60 Black S tales como su peso o los sistemas que monta (frenos, suspensiones, etc.), pero el prototipo es prometedor.