El último samurái

Imagen sin complejos y conducción deportiva para el Impreza STi, que recoge genes de rallies y es el Subaru con más genio

El nuevo rey del asfalto

El Koenigsegg One:1 es el supercoche más impactante del momento: tiene más potencia y velocidad que el hasta ahora intocable Bugatti Veyron.