Vanderhall Venice, cuando tres ruedas son mejor que cuatro

La marca lanza su trike de acceso, con apenas 623 kilos de peso y un motor 1.4 de 200 CV de potencia.

Vanderhall Venice, cuando tres ruedas son mejor que cuatro

Tres ruedas y cielo abierto, ¿quién necesita más?

Aunque cada vez hay más opciones en el mercado (Morgan 3 Wheeler, Polaris Slingshot), los trikes siguen siendo de los vehículos más pintorescos que se pueden ver en la carretera. A pesar de su divertida conducción, no son excesivamente populares por el hecho de acumular pegas propias de las motos (sin techo) y de los coches (no se puede zigzaguear en atascos), además de por tener un precio elevado.

Sin poder hacer mucho ante las dos primeras pegas, Vanderhall ha tratado de reducir la última lanzando al mercado su nuevo trike “de acceso”, el Vanderhall Venice, que cuesta 29.950 dólares (unos 28.700 euros). Para quien piense que es muy costoso, el anterior modelo asequible de la marca, llamado Laguna, era 30.000 dólares más caro.

Para bajar el precio un 50% el fabricante ha mantenido la estructura del Laguna, con chasis de aluminio, pero ha sustituido todos sus paneles de fibra de carbono por composites más baratos.

A pesar del cambio, el peso del conjunto se queda en solo 623 kilos lo que, combinado con los 200 CV de su motor gasolina 1.4 turbo y la caja de cambios automática de seis relaciones le permite hacer el 0-100 en menos de cinco segundos y alcanzar los 210 km/h.

Aún con ello en mente, un vehículo como el Vanderhall Venice donde se disfruta es en las curvas. La marca ya admite reservas por 250 dólares.