¿Serías capaz de disfrutar hoy con un videojuego de coches de 1983?

Han pasado 34 años desde que el primer simulador de carreras vio la luz: así eran y hasta aquí han llegado los juegos para ordenadores y consolas.