Actualidad

El día que hubo 11.439 golpes de chapa en España

Los siniestros leves de tráfico suponen cada año reparaciones que superan los 3.000 millones de euros.

Golpe

Los golpes de chapa son un incidente muy frecuente en las ciudades.

Un viernes de climatología desapacible, especialmente nieve, que afecta incluso a las grandes ciudades. Es el escenario ideal para que los accidentes leves de tráfico se multipliquen exponencialmente, incluso considerando que es un incidente mucho más frecuente de lo que pudiéramos imaginar. En concreto, durante los últimos veinte años el promedio diario en España ha sido de 5.160 siniestros de este estilo, es decir, tres al minuto durante las 24 horas hasta alcanzar un total, en esas dos décadas, de 37,8 millones.

Son datos que facilita UNESPA, la asociación empresarial del seguro, con motivo del 25º aniversario del sistema CICOS. La puesta en marcha de esta herramienta de compensación y resolución amistosa entre aseguradoras supuso toda una revolución para el sector, además de una mejora espectacular en la gestión de los siniestros en beneficio de los usuarios. Si antes de CICOS la resolución de un golpe de chapa requería hasta 45 días, en la actualidad el proceso se ha reducido a tan sólo seis.

Los golpes leves de chapa se encuentran directamente relacionados con la situación económica del país, en época de bonanza los desplazamientos son más numerosos y, con ellos, también el riesgo de colisiones. El año con mayor número de estos incidentes fue 2007, cuando se produjeron 2,24 millones; por el contrario, en plena crisis de 2013 los choques ocurridos descendieron hasta 1,73 millones.

Las aseguradoras asumen la práctica totalidad de los costes ocasionados por estos percances. El pasado año la cifra ascendió a 3.400 millones de euros, muy en la línea de la serie histórica que maneja UNESPA y que oscila entre 3.000 y 3.5000 millones de euros por ejercicio. También se revela muy estable la estacionalidad de los golpes de chapa, como corresponde a un fenómeno principalmente urbano y que, por tanto, sólo presenta caídas apreciables en los meses vacacionales de julio y agosto.

Existen más fluctuaciones, por el mismo motivo arriba expuesto, en cuanto a los días de la semana con mayores incidentes. La siniestralidad se incrementa en las jornadas laborales, de lunes a viernes y con un repunte precisamente en este último día, en el que resulta más fácil verse involucrado en un choque leve. Por el contrario, el sábado el fenómeno se minimiza, para alcanzar los valores más bajos durante los domingos.

Si diariamente en España los golpes de chapa rondan los 5.000 al día, en 2009 se vivió una jornada fatídica en la que esta cifra se incrementó un 120%. Fue el viernes 9 de enero, cuando se llegó a las 11.439 colisiones a causa de unas condiciones meteorológicas adversas en todo el país que incluyó una fuerte nevada en Madrid. Complicado circular en esa situación, tráfico colapsado y una cantidad de incidentes que superó todos los registros anteriores y que, de hecho, no ha vuelto a repetirse en la última década.

Golpes

En otras dos jornadas los incidentes leves rozaron esa barrera fatídica de los 10.000. La primera fue el lunes 8 de marzo de 2010, cuando se contabilizaron 9.648 también por un fuerte temporal de nieve que afectó especialmente a Cataluña y a una gran ciudad como Barcelona; la segunda data del lunes 21 de diciembre de 2009, cuando una intensa ola de frío que soportó toda Europa también alcanzó a España y causó 9.361 golpes de chapa.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no