Actualidad

Jeep Gladiator: un Wrangler enorme y ‘pick-up’

El nuevo modelo reúne tamaño XXL y grandes aptitudes 4x4, aparte de un motor diésel que mueve el conjunto con brío y consumos razonables.

Jeep Gladiator: un Wrangler enorme y ‘pick-up’

El motor diésel del Jeep Gladiator rinde 264 CV y permite obtener consumos inferiores a 10 litros.

Jeep cumple 80 años y lo celebra, entre otras cosas, lanzando el Gladiator, su nuevo pick-up y el modelo de mayor tamaño que ofrece actualmente en Europa: mide casi 5,6 metros de largo y tiene una presencia imponente.

Basado en el icónico Wrangler, el Gladiator es el primer pick-up de Jeep desde que desapareciera en 1992 el Comanche y el primero que la marca comercializa aquí. Está disponible en una versión única con cabina doble, con cuatro puertas y cinco plazas, y un potente motor diésel. 

Tiene unas dimensiones enormes, superiores a la cualquier otro pick-up a la venta en España, porque aparte de su longitud, mide también 1,9 metros de alto y termina por dejar pequeños al resto de vehículos.

Su imagen es la misma que la del Wrangler, cuadrada, robusta y campera, con pasos de ruedas prominentes y gran sensación de solidez, aunque a escala ampliado. Y el interior es amplio y recoge un estilo moderno, buenos acabados y materiales resistentes al desgaste.

Su caja de carga posterior ofrece 1,53 metros de profundidad y 1,44 de anchura, y puede cargar hasta 613 kilos (menos en este caso que sus competidores, que llegan a 1.000 kilos). Y gracias a la combinación de la fuerza de su motor y a la tracción 4×4, es capaz de remolcar además pesos de hasta 2.721 kilos.

El motor turbodiésel 3.0 Multijet de 264 CV (y 600 Nm de par) empuja con mucha fuerza y mueve el peso con bastante brío. Va acoplado a una caja de cambios automática de ocho velocidades, y permite acelerar de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos. Pero lo mejor es que logra también consumos muy razonables, incluso por debajo de 10 litros. El gasto medio oficial es de 9,5 litros cada 100 kilómetros.

El Gladiator cuenta con un sistema de tracción 4×4 sofisticado que incluye cuatro modos de funcionamiento: 2H (tracción trasera), 4H Part-time y 4H Auto (tracción 4×4) y 4L (4×4 con reductora). Suma diferencial trasero autoblocante y la posibilidad, muy práctica, de poder pasar en marcha de tracción trasera a 4×4 a velocidades de hasta 72 km/h.

Las aptitudes 4×4 resultan considerables, y es que además de su completo sistema de tracción, que aporta gran motricidad y capacidad de avance, añade una altura libre al suelo de nada menos que 25,3 centímetros. Y en la práctica, se traduce entre otras cosas en que puede atravesar cauces de agua de hasta 0,76 metros de profundidad.

El precio es uno de los aspectos más discutibles, porque cuesta un mínimo de 73.300 euros, aunque su tamaño XXL y abundante equipamiento de serie justifican, al menos en parte, su tarifa.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no