Actualidad

Multas sin pagar: el nuevo intento de fraude del que alerta la DGT

Tráfico denuncia una nueva estafa que circula por Internet y recuerda que las infracciones nunca se notifican por correo electrónico.

Aviso multas DGT por email

Pantallazo del mensaje electrónico que circula estos días.

Los intentos de estafa por Internet son constantes y la Dirección General de Tráfico (DGT) ha alertado de la reaparición de uno de ellos. Y el aviso de Tráfico es claro: si alguien recibe una notificación de multa por correo electrónico, que sospeche y esté alerta. El mensaje malicioso circula con más intensidad desde hace unos días y en realidad se trata de la repetición de una fórmula ya conocida. 

El esquema del engaño es sencillo: mediante el correo electrónico, los estafadores se hacen pasar por una entidad u organismo para lograr los datos bancarios o personales de los usuarios de Internet a través de un simple clic.

El caso que denuncia la DGT consiste en el envío masivo de correos con la identidad y la imagen corporativa del organismo, en los que se informa de una supuesta multa a los conductores. En el correo se incluye un enlace a través del cual se puede realizar el pago de la sanción, pero en ningún caso hay que pinchar en él. Si se hace, automáticamente se descarga un programa malicioso que accede a información sensible del ordenador, como los datos personales o los números de las cuentas bancarias.

El riesgo de estos envíos es que no resulta difícil caer en el engaño, ya que este tipo de mensajes están por lo general muy bien elaborados. Tienen apariencia de oficiales –en este caso, incluyen los logotipos de la DGT y el Ministerio del Interior– y si no se presta atención es fácil pinchar en el enlace casi por inercia.

Tráfico recuerda en sus redes que las multas nunca se comunican de esta manera a los conductores, de modo que deben sospechar en cuanto reciban un correo de este tipo. Si se ha pinchado por error en el enlace, se debe informar cuanto antes a la Policía y, sobre todo, cambiar lo antes posible las contraseñas del ordenador o el móvil, especialmente las que se utilizan en las entidades bancarias.

Cómo se notifican las sanciones

Cuando un agente impone una sanción y no puede notificarla en el acto –o cuando un radar detecta una infracción–, unas semanas después llegará al buzón del supuesto infractor una carta certificada con acuse de recibo. Ese es el verdadero conducto oficial. 

La sanción se publicará también en el tablón de anuncios del Ayuntamiento o en el Boletín Oficial de la administración correspondiente, y además aparecerá en el Tablón Edictal de Sanciones (TESTRA), cuya consulta es pública. Pero no se comunicará por correo electrónico.

Cómo protegerse ante el ‘phishing’

La única manera de protegerse frente a los ataques de phishing, que es como se denomina a este tipo de fraudes virtuales, es la vigilancia activa –casi obsesiva– por parte del usuario de Internet. 

Cuando recibas correos electrónicos del banco, de una tienda online, de la Agencia Tributaria o de la DGT, comprueba todos los detalles: no es tan difícil crear un correo falso que parezca real. La imagen puede ser idéntica a la verdadera, pero lo más probable es que alguna frase tenga faltas de ortografía o que resulte chocante. En la imagen compartida por Tráfico, por ejemplo, la expresión “saludos cordiales” no es propia de una comunicación oficial. 

Además, hay que verificar que los hipervínculos son correctos. Para ello, conviene situar el cursor sobre ellos y comprobar –sin pinchar– que la dirección hacia a que llevan es la correcta (aparecerá sobreimpresionada en la pantalla). Si contiene caracteres extraños, está abreviada o tiene faltas de ortografía, no hay que pinchar.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no