Un 90% de conductores felices

Los modelos eléctricos logran los índices de satisfacción más elevados entre sus propietarios. Estos son algunos.

Repartidores limpios y silenciosos

Los vehículos eléctricos de reparto empiezan a conquistar los cascos urbanos de las grandes ciudades. Aparte de ser rentables, miman a sus vecinos: no hacen ruido ni contaminan.