Eléctricos

El Microlino 2.0 reinterpreta en clave eléctrica el mítico urbanita Isseta

El biplaza conserva detalles clásicos como la puerta delantera, pero ahora es un cero emisiones de 17 CV con hasta 230 kilómetros de autonomía.

Microlino 2.0

El Microlino 2.0 está disponible desde 12.500 euros.

La nostalgia se combina con las nuevas tendencias eléctricas en el mundo del motor. Muchos coches clásicos han renacido como turismos sin emisiones, y los microcoches también han resucitado como modelos a pilas. Y, entre ellos, el Microlino 2.0, presentado en su forma final en el Salón de Múnich 2021, seguramente sea el más destacado.

Tras un largo retraso (iba a llegar al mercado en 2018), se ha dado a conocer la versión de calle del urbanita inspirado por el clásico de BMW, que ya tiene abiertos sus pedidos con unos precios que arrancan en 12.500 euros.

Es fácil apreciar el homenaje al Isetta de los años cincuenta, con unas proporciones similares aunque su tamaño sea ligeramente mayor (2,4 metros de largo). Emplea el mismo sistema de entrada, con el frontal completo haciendo las veces de puerta, pero el volante no está integrado en ella (como sí ocurría en el modelo original, sino que es independiente.

Dentro ofrece espacio para dos personas y una capacidad de maletero de 230 litros. El habitáculo del Microlino 2.0 presenta buenos acabados (el volante está forrado en cuero) y un diseño minimalista, con un cuadro de instrumentos completamente digital y una pequeña pantalla central muy estrecha. Los materiales y colores varían en función del nivel de acabado elegido, estando disponibles tres: Urban, Dolce y Competizione.

Microlino 2.0

Solo hay un motor disponible, un bloque eléctrico de potencia contenida, que desarrolla 17 CV y 118 Nm de par, aunque en momentos puntuales puede llegar a entregar una potencia de 26 CV. Esto le permite acelerar de 0 a 50 km/h en cinco segundos y alcanzar una velocidad punta de 90 km/h. Con esta hoja de presentación queda claro su enfoque urbano.

El Microlino 2.0 pesa 435 kilos sin incluir las baterías, que pueden ser de distinto tamaño y peso. El paquete básico es de 6 kWh y le otorga 95 kilómetros de autonomía; por encima, el de 10,5 kWh alcanza los 175 kilómetros, y el mayor es de 14 kWh, con un rango de 230 kilómetros.

Micro Mobility ha anunciado que en un primer momento tendrá una capacidad de producción anual de 7.500 unidades, cifra que se queda corta, de momento, ante las más de 24.000 reservas que acumula el urbanita eléctrico.

Microlino 2.0

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no