Eléctricos

El nuevo papamóvil es un coche de hidrógeno

Toyota ha entregado al papa Francisco un ejemplar del Mirai, su sedán de hidrógeno, preparado especialmente para el Sumo Pontífice.

Toyota Mirai Papamovil

El Mirai del Papa tiene una autonomía de 500 kilómetros.

El papamóvil se suma a la movilidad limpia. Entre los muchos coches que han trasladado al sumo pontífice en sus distintos viajes por el mundo, hay automóviles de todo tipo, desde modelos de bajo coste hasta hasta de superdeportivos. Y ahora el nuevo integrante de la dinastía es el primer coche de hidrógeno que transporta al Papa.

Se trata del Toyota Mirai, a partir del cual se desarrollaron dos unidades especiales para la visita que Bergoglio llevó a cabo en Japón en noviembre del año pasado. Ahora la Catholic Bishops’ Conference of Japan (CBCJ) ha regalado al Papa una de ellas.

Este papamóvil está basado en la segunda generación del Toyota Mirai, respecto al que tiene importantes modificaciones. Así, su longitud se ha ampliado desde los 4,89 hasta los 5,10 metros, algo que obedece a la creación de una plataforma trasera para llevar al Papa y que, además, ha supuesto la transformación del modelo en un pick-up. Esta parte trasera cuenta con una estructura techada que da cabida a tres asientos.

La ventaja que tiene el Toyota Mirai respecto a otros papamóviles precedentes es que, con tecnología de pila de hidrógeno, el único deshecho que produce es agua. Además, tiene una autonomía de 500 kilómetros y su tiempo de recarga es mucho más rápido que el de un eléctrico convencional.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no