Pruebas

Así es el último Porsche Macan con motor de combustión

Ya está a la venta en España, en tres versiones y desde 68.540 euros, la última entrega del SUV alemán que dejará paso en 2023 a un modelo exclusivamente eléctrico.

Macan

El nuevo Porsche Macan apuesta por la continuidad pero con muchas aportaciones interesantes. / Porsche

Motores más potentes, comportamiento más eficaz y deportivo, retoques estéticos y una completa puesta al día en los detalles. Es lo que propone el nuevo Porsche Macan 2021, que está ya a la venta en España con tres versiones de 265, 380 y 440 CV desde 68.540, 83.468 y 102.427 euros, respectivamente.

Todas vienen con cambio automático PDK de siete velocidades y tracción 4×4 PTM, pero por limitaciones de espacio y peso no incluyen sistemas de hibridación.

Lleva ya más de 600.000 unidades matriculadas en todo el mundo desde que salió en 2014 y es el SUV más vendido de Porsche en España. El Macan cumplirá pronto ocho años, y aunque supera la edad de retiro habitual en automóviles, sigue en forma. En condiciones normales, sin la neurosis provocada por la electrificación acelerada en esta industria, ahora se presentaría un modelo nuevo.

Pero Porsche ha optado por otra puesta al día para concentrar esfuerzos en el nuevo Macan que saldrá en 2023 solo con mecánica 100% eléctrica. Esta tendencia de alargar la vida de los vehículos con mecánica térmica se va a generalizar, porque las marcas apenas van a invertir en nuevos modelos de combustión por el temor a su anunciada desaparición a medio plazo en los países desarrollados.

Tres motores evolucionados

La evolución de los motores y la mejora de las prestaciones son lo más destacable del nuevo Macan. Según George Schreiber, su responsable de marketing y ventas, «ningún cliente se sentirá defraudado con cualquiera de sus tres versiones». Y tras probarlas todas, se puede confirmar, porque desde la de acceso con el motor 2.0 de cuatro cilindros y 265 CV, hasta el poderoso 2.9 V6 biturbo del GTS, cumplen las expectativas.

Un Macan básico de cuatro cilindros 

La versión básica es la alternativa más asequible del Macan (68.540 euros) y ha permitido a muchos clientes de todo el mundo acceder a Porsche. Y supone la sorpresa de esta última entrega, porque a pesar de equipar un a priori modesto 2.0 turbo de cuatro cilindros procedente del Golf GTI, ofrece el tacto y la respuesta que se esperan de la marca. En realidad se trata de una evolución de Porsche que adopta un turbo más grande y multitud de mejoras en pistones, presión de inyección, distribución y sobre todo en la centralita.

El resultado eleva la potencia a 265 CV y 400 Nm de par (20 CV y 30 Nm más) para mover sus 1.845 kilos desde bajas revoluciones con un nervio y empuje sorprendentes. Y su respuesta y rendimiento le permiten ofrecer prestaciones y sensaciones muy superiores a lo que se espera de una versión base: 6,2 segundos de 0 a 100 km/h (-0.3 segundos) y 232 km/h (antes 225 km/h) con un consumo medio de 10.1 litros y 228 g/km de CO2 (WLTP).

Macan S, el poderío esperado

El Macan S es la solución intermedia (83.468 euros) y ofrece todo el poderío mecánico y prestacional que se espera de un Porsche. Su motor 2.9 V6 biturbo de 380 CV y 520 Nm de par (26 CV y 40 Nm más) supera la potencia del anterior Macan GTS (370 CV).

Y aparte de mostrar una respuesta instantánea y poderosa en cuanto se acaricia el acelerador, ofrece prestaciones impactantes: 4,6 segundos de 0 a 100 km/h y 259 km/h con 11.1 litros de consumo medio y 251 g/km de CO2. Además, viene de serie con la suspensión neumática adaptativa PASM, que destaca por su equilibrio entre confort y eficacia, y llantas de 20 pulgadas. Y reúne todo lo que puede desear un cliente habitual de la marca.

Macan GTS, a tope en todo

La versión GTS supone otro salto importante frente a la anterior, pero lo refleja en el precio, que se va a 102.427 euros, y está dirigido a los más apasionados de la marca. Así, el motor 2.9 V6 biturbo sube a 440 CV y 550 Nm de par (70 CV y 30 Nm más) y equipa también la suspensión PASM, pero rebajada 10 milímetros y un 10% más rígida delante y un 15% detrás que en el Macan S.

Y junto a las llantas de 21 pulgadas le permite asimilar sus 1.960 kilos para ofrecer las prestaciones de un buen súper deportivo: 4,3 segundos (0,4 menos) de 0 a 100 km/h y 272 km/h.

Comportamiento asequible 

El otro punto fuerte del nuevo Macan es que el aumento de las  prestaciones y su mayor deportividad no complica su comportamiento dinámico. Así, presenta una conducción al alcance de todos los públicos que hace compatible circular a baja velocidad en ciudad o extraerle todo su poderío en pista cerrada.

Destaca la respuesta más directa de la dirección, que le permite entrar en la curva con docilidad a la menor insinuación del volante y también la nobleza del tren trasero y sus ajustados balanceos. Por lo demás, el cambio PDK y los frenos están a la altura de su potencia y prestaciones, y cierran el círculo de la seguridad.

Retoques de imagen e interior

Por lo demás, el Macan mantiene sus medidas, con 4,76 metros de largo y un buen Cx o coeficiente aerodinámico de 0,35. Pero desde la base de los faros, que ahora son led, es todo nuevo, tanto la parrilla como el parachoques y las grandes tomas de aire inferiores. Incluye también de serie los retrovisores deportivos (antes opcionales), un panel en la base de los puertas y unos difusores traseros más altos con cuatro colas de escape.

Y en el interior viene con el Porsche Advanced Cockpit, que cuenta con una superficie táctil de cristal en la zona del cambio y una palanca más corta. La gama se ofrece en 14 colores, tres de ellos inéditos y con siete nuevos diseños de llantas.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no