Pruebas

Comparativa: berlinas de tamaño medio, la alternativa a los SUV

Volkswagen Arteon, Peugeot 508, Mazda 6, Opel Insignia: cuatro modelos de diseño moderno con motores turbodiésel y cambio automático

Berlinas

De izquierda a derecha, Opel Insignia, Volkswagen Arteon, Mazda 6 y Peugeot 508. / Enrique Brooking

Las berlinas son los coches familiares de toda la vida, con la silueta clásica: motor delante, pasajeros en el medio y maletero atrás. Pero llevan años cediendo mercado ante otras alternativas mejor valoradas por las nuevas generaciones, como los SUV o todoterrenos modernos, con carrocerías más amplias y flexibles para repartir el espacio, y también mayores inercias y una conducción menos ágil.

En esta prueba se enfrentan cuatro berlinas de tamaño medio de última generación, todas con motor turbodiésel y cambio automático, la alternativa más eficiente en coches de este tamaño. Y gana el Volkswage Arteon, aunque con un resultado tan justo, medio punto, que es casi un empate técnico.

En pocas palabras

• El modelo alemán se impone, como suele ser habitual en Volkswagen, por su equilibrio de conjunto. Ofrece una línea atractiva y la mejor funcionalidad, con el interior más amplio, todo a mano y el mejor maletero. Y añade unos acabados con materiales y ajustes de calidad, un completo equipo de seguridad y el consumo más ajustado en la prueba. Pero como es el más caro de los cuatro, no viene más equipado y tiene unas prestaciones algo inferiores, al final gana por la mínima. La berlina de Volkswagen se vende con tres motores de gasolina de 150 a 280 CV (desde 36.660 a 51.170 euros) y con tres turbodiésel de 150 a 240 CV (de 40.000 a 51.500).

• El nuevo Peugeot 508 es segundo a medio punto y destaca por su poderío estético, con una línea vanguardista y atractiva que reinterpreta la imagen de las berlinas. Ofrece también las mejores prestaciones, el interior más original, un buen equipo de serie y un precio competitivo. Pero el diseño penaliza la habitabilidad, sobre todo atrás, y el maletero. Y tiene unos asientos delanteros pequeños y un puesto de conducción peculiar que no se adaptan bien a todas las tallas. Peugeot lo comercializa con dos motores de gasolina de 180 y 225 CV (de 33.100 a 44.300) y con tres turbodiésel de 130 a 180 CV (32.250 a 40.900).

El Mazda 6 se queda a otro medio punto del Peugeot y acaba de recibir una puesta al día. Destaca también por su equilibrio de conjunto y aporta un frontal con estilo propio, un interior bien aprovechado, un motor muy agradable y un completo equipo de serie en seguridad. Además, cuesta igual que el 508, y solo le penaliza una estética más discreta y convencional y un cambio automático de solo seis marchas y sin levas en el volante. El modelo de Mazda se vende con dos motores de gasolina de 145 y 194 CV (desde 30.375 a 39.675) y dos turbodiésel de 150 y 184 CV (de 32.625 a 39.175).

El Opel Insignia tiene también una línea atractiva con un toque deportivo y sigue siendo una de las referencias en calidad y equilibrio entre las berlinas, con un interior correcto, un buen maletero y sobre todo el precio más asequible y económico. Pero le penaliza el motor, menos refinado y con un consumo mayor, y un equipo de serie más justo que sus rivales. Sin embargo, tiene una buena gama, con carrocería familiar, tres motores de gasolina de 140 a 200 CV (de 28.097 a 31.311) y tres turbodiésel de 110 a 2310 CV (30.150 a 43.125). Los precios son sin descuentos.


Análisis completo

• CONDUCCIÓN

Los cuatro protagonistas de esta prueba mantienen las ventajas de las berlinas frente a los SUV en cuanto a conducción y dinamismo porque pesan menos que ellos, son más ágiles y tienen mejor aerodinámica. Además, al ser coches grandes y con una mentalidad más viajera que ciudadana, se han elegido versiones turbodiésel, más apropiadas y eficientes para ese tipo de uso. ⇒ Más información

CONSUMOS Y EMISIONES

El VW ha gastado menos en la prueba: no llega a seis litros en conducción suave y solo sube a ocho en ciudad o apurando las marchas. El Mazda y el Peugeot gastan medio litro más, y el Opel, casi uno, sobre todo en ciudad, donde consume nueve. El Arteon y el 508 emiten solo 116 y 118 g/km de CO2, pero el Mazda 6 sube a 133, y el Opel, a 147 g/km.

VIDA A BORDO

El VW, el Opel y el Mazda tienen puestos de conducción convencionales y buenos asientos que recogen bien el cuerpo y permiten encontrar la postura enseguida. El Peugeot, en cambio, adopta el ­i-cockpit, con un volante más pequeño y bajo, que no gusta a todos. Y lleva unos asientos de banqueta corta que sujetan menos y no resultan tan cómodos. En las plazas traseras hay más matices. El más amplio es el Arteon, aunque ninguno es idóneo para alojar tres adultos atrás. ⇒ Más información

AL DETALLE

Volkswagen Arteon. Espacioso y mejor acabado.
Peugeot 508. Posición al volante peculiar.
Mazda 6. Discreto y práctico.
Opel Insignia. Amplio, pero desaprovechado. ⇒ Más información

IMAGEN Y DISEÑO

El punto fuerte del Peugeot, que refresca el clasicismo de las berlinas con una carrocería cupé de cuatro puertas. Por delante destaca la sonrisa que forma la parrilla con los faros y la toma de aire inferior del parachoques. Pero lo mejor es su exquisita silueta, con un techo que se funde con la zaga corta y maciza de los cupés. Y añade un capó trasero con unos pilotos muy originales y vistosos de noche. Le sigue el Volkswagen, que propone un frontal ancho y elegante, y una parrilla grande y elocuente que le distinguen. El Mazda y el Opel son más clásicos. ⇒ Más información

PRECIOS Y EQUIPAMIENTO

El Opel Insignia es el que tiene el precio más asequible, 31.703 euros con los descuentos del mes y sin incluir la prima por financiar con la marca. El Peugeot 508 sube a 33.500, y el Mazda 6 cuesta 100 euros más, 33.625. El VW Arteon es el más caro con diferencia, 38.950 euros, 7.200 más que el primero. ⇒ Más información

CONCLUSIÓN

Victoria mínima del VW Arteon, aunque es el más amplio y mejor acabado, tiene un maletero mayor y ha gastado menos. Pero le penaliza el precio, porque es más caro y no viene más equipado, salvo en seguridad. El Peugeot 508 es segundo a solo medio punto y aporta la línea y diseño más modernos y originales, un interior atractivo, las mejores prestaciones y un precio competitivo. Pero con un puesto de conducción controvertido y unas plazas traseras y un maletero inferiores. El Mazda 6 es tercero a otro medio punto y ofrece un motor muy agradable, el mejor equipo de seguridad y un equilibrio general logrado, aunque con cambio de solo seis marchas sin levas en el volante. El Opel Insignia es atractivo, destaca también por su calidad de conjunto y tiene el precio más asequible. Y le penaliza el equipo de serie y un consumo más alto.
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no