Pruebas

Comparativa: ¿cuál es el mejor coche compacto con carrocería familiar?

Seat León ST, Ford Focus Sportbreak, Kia Proceed y Peugeot 308 SW: cuatro compactos con portón trasero que cumplen como alternativa a los SUV y tienen precios más asequibles.

coche familiar

De izquierda a derecha, Peugeot 308, Ford Focus, Seat León y Kia Proceed. / Enrique Brooking

La conducción más ágil y eficiente de los turismos y la capacidad de carga ampliada de las carrocerías familiares o rancheras. Es lo que ofrecen los cuatro modelos de esta prueba, una alternativa más económica y asequible a los SUV de su tamaño. Esta comparativa reúne a las versiones familiares de cuatro modelos compactos muy populares en España, dos ya veteranos que en unos meses recibirán el relevo, los Seat León y Peugeot 308. Y dos que acaban de llegar, los nuevos Focus y Ceed. Todos llevan motor turbodiésel y cambio automático accionable desde el volante.

En pocas palabras

• El Seat León ST se lleva la victoria por solo un punto gracias a su calidad general y equilibrio de conjunto. A pesar de los años, mantiene su imagen al día, con una línea estilizada y el estilo deportivo que le distingue. Ofrece un interior práctico y ordenado, y el mejor maletero. Y añade sobre todo una calidad de conducción y un comportamiento eficaz con precios ajustados. La carrocería ST se vende con cinco motores de gasolina de 110 a 300 CV (de 20.280 a 35.520 euros). Hay también un 1.5 TGi de GNC (gas natural) con 130 CV (21.050) y tres TDi turbodiésel de 115 a 184 CV (de 22.580 a 32.820 euros).

El Ford Focus tiene el precio más asequible y un equipo de seguridad muy completo. Su motor 2.0, de mayor cilindrada, proporciona las mejores prestaciones. Y aprovecha al máximo el espacio para ofrecer las plazas traseras más amplias y un maletero casi como el del Seat y el Peugeot. En cambio, es el menos equipado en detalles de confort y tiene un tacto de dirección que penaliza el manejo en las curvas. El Focus Sportbreak se vende con tres motores de gasolina de 125 a 182 CV (de 22.750 a 27.750) y con dos Ecoblue turbodiésel de 120 y 150 CV (de 24.250 a 28.125).

• El Kia Proceed, en cambio, tiene un planteamiento más caro y exclusivo que se refleja en una carrocería más vanguardista y elaborada, y en un equipo de serie muy completo, sobre todo en detalles de confort. El diseño sacrifica un poco la capacidad de carga, pero ofrece un interior correcto en espacio y acabados, buenas prestaciones y una garantía imbatible de siete años. La carrocería Proceed del familiar coreano se vende con tres motores de gasolina de 120 a 204 CV (de 28.750 a 33.200 euros) y con un CRDi turbodiésel de 136 CV (30.550).

• El Peugeot 308 es cuarto y empieza a acusar su veteranía, aunque sigue siendo una alternativa muy válida. Por fuera busca la elegancia con una línea de trazos más clásicos, por dentro es bastante amplio y tiene un maletero tan grande como el del Seat. El equipo de serie es el más justo, sobre todo en seguridad, pero combina unos precios competitivos y el mejor consumo: ha gastado casi un litro menos en la prueba. El 308 SW se vende con tres motores de gasolina de 110 a 225 CV (de 20.900 a 34.000 euros) y con tres BlueHDi turbodiésel de 100 a 180 CV (de 21.700 a 34.250). Los precios indicados no incluyen descuentos ni promociones.


Análisis completo

• CONDUCCIÓN

Estas cuatro rancheras equipan motores turbodiésel, de 1.5 y 1.6 litros en el Peugeot y el Kia (130 y 136 CV) y de 2.0 en el Ford y el Seat (150 CV). Todos tienen tracción delantera y cambio automático, de siete velocidades en el Proceed y el León, y de ocho en el Focus y el 308. Sin embargo, la unidad de pruebas del último llevaba la caja manual de seis marchas, al no haber ninguna disponible con el automático, pero no supone grandes diferencias, salvo la mayor comodidad de este. Por lo demás, los motores responden de forma muy similar. ⇒ Más información

CONSUMOS Y EMISIONES

El Peugeot ha gastado casi un litro menos en la prueba: no llega a 6 a ritmos tranquilos y apenas pasa de 7 en ciudad y apurando las marchas. Los demás consumen en torno a 6,5 a ritmos tranquilos y algo más de 8 en tráfico urbano y conducción alegre. Las emisiones de CO2 son bajas para su tamaño, incluso para tratarse de mecánicas turbodiésel. El mejor es el Peugeot, con solo 102 g/km. El Kia sube a 110 g/km, el Seat emite 117 g/km, y el Ford, 119 g/km, solo dos más.

VIDA A BORDO

Compactos por fuera, pero casi tan amplios como las berlinas medias, y con espacio para alojar cinco adultos con un confort similar. Ofrecen unas plazas delanteras desahogadas con asientos grandes que sujetan bien, aunque los del Peugeot tienen las banquetas más cortas y un puesto de conducción peculiar. Atrás hay más diferencias y el mejor es el Ford, que, aparte de ser más ancho, tiene más espacio para las piernas. Los demás son casi iguales en anchura y ofrecen el mismo espacio en la zona de las rodillas. ⇒ Más información

AL DETALLE

Seat León ST. Dinamismo y maletero.
Ford Focus Sportbreak. Las mejores plazas traseras.
Kia Proceed. Imagen y equipamiento.
Peugeot 308 SW. Originalidad y bajo consumo. ⇒ Más información

IMAGEN Y DISEÑO

Estilizadas y deportivas. Así son las rancheras de esta prueba. El Kia tiene el diseño más rompedor y estrena un frontal con mucho carácter, una silueta lateral afilada y  armoniosa, y una zaga en cono muy vanguardista. El León ST basa su deportividad en una línea afilada con los nervios muy marcados en el frontal, el lateral y la zaga. El Ford en cambio adopta un frontal bajo con la parrilla cónica, y unos trazos y formas más ondulados y musculosos en el lateral y la zaga. El Peugeot es el más clásico, tanto en la línea como en los detalles. ⇒ Más información

PRECIOS Y EQUIPAMIENTO

Precios muy similares en el Ford, con 26.601 euros, el Peugeot con 26.950 y el Seat con 26.960, solo 350 euros de diferencia. En cambio el Kia, que tiene un planteamiento más exclusivo, sube a 28.983, todos con los descuentos del mes incluidos, aunque sin primas por financiación o entrega de coche usado. ⇒ Más información

CONCLUSIÓN

Victoria mínima del Seat por solo un punto gracias a su equilibrio general. Mantiene una línea deportiva y moderna, la mejor estabilidad y una conducción eficaz que se disfruta. Y añade un  precio competitivo y el mejor maletero. El Ford y el Kia empatan por detrás. El primero es el más amplio y práctico para el uso familiar, y ofrece un equipo de seguridad y unas  prestaciones superiores, pero con un tacto de dirección mejorable que penaliza el  comportamiento. El Proceed aporta una imagen imponente, el mejor equipo de serie y siete años de garantía, aunque tiene el precio más elevado. El Peugeot es el más veterano y lo  acusa en detalles como las ayudas a la conducción, siempre opcionales. El puesto de conducción no se adapta bien a todas las estaturas, pero es el que menos gasta y ofrece un maletero tan grande como el León.
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no