Pruebas

¿Cuál es el mejor SUV compacto ‘premium’ del mercado?

Range Rover Evoque, Audi Q3 Sportback, BMW X2 y Mini Countryman: cuatro SUV de tamaño medio y marcas exclusivas con cambio automático y tracción 4×4.

¿Cuál es el mejor SUV compacto ‘premium’ del mercado?

De izquierda a derecha, Audi Q3 Sportback, Mini Countryman, BMW X2 y Range Rover Evoque. / Enrique Brooking

A primera vista, el resultado de esta prueba, con 1,5 puntos de diferencia entre cuatro contendientes, indica una igualdad milimétrica que en la práctica equivale a un empate técnico. Y es así, pero cuando se analizan los detalles, las diferencias de estilo, planteamiento e incluso precio son significativas. Y permiten que cada modelo se adapte mejor a perfiles de clientes diferentes.

Esta comparativa enfrenta a cuatro SUV de tamaño medio y marcas de prestigio. Son los nuevos Range Rover Evoque y Audi Q3 Sportback, que acaban de salir, y los BMW X2 y Mini Countryman, disponibles hace unos meses.

Todos llevan motores turbodiésel, cambio automático, tracción 4×4 y acabados básicos, para que no se disparen unos precios ya de por sí elevados. Se impone el primero, pero el Audi es segundo a solo medio punto; el BMW, tercero a otro medio, y el Mini, cuarto a 1,5 puntos del ganador.

En pocas palabras

El espectacular diseño del primer Range Rover Evoque le permitió posicionarse en un escalón superior a sus competidores. Y aunque la segunda entrega adopta una estética continuista, sigue teniendo más presencia que sus rivales. Por dentro es algo más amplio, está mejor acabado y transmite más calidad. Ofrece un buen maletero, un confort sobresaliente y los mejores recursos para salir del asfalto, con programas específicos para campo. Añade un equipo de serie superior, también en seguridad, y un módulo híbrido con las ventajas de la etiqueta ECO, clave en su victoria. Y estas virtudes compensan un precio y consumos más altos. Se vende con tres motores de gasolina de 200 a 300 CV (48.950 a 58.600 euros) y tres turbodiésel de 150 a 240 CV (40.450 a 52.150).

El nuevo Audi Q3 Sportback es segundo y tiene también una imagen imponente, con silueta cupé. Aporta un interior amplio y más flexible para repartir el espacio —plazas traseras regulables en longitud— y el mejor maletero de los cuatro. Y añade un comportamiento muy homogéneo y equilibrado. Pero es el segundo más caro y viene menos equipado que el Evoque. Se vende con dos motores TFSi de gasolina de 150 y 230 CV (de 39.220 a 50.660 euros) y otros dos TDi turbodiésel de 150 y 190 CV (40.640 y 45.350).

El BMW es tercero y destaca por su imagen estilizada y deportiva, que se traslada al comportamiento y las prestaciones, porque es el más rápido y el más eficaz en curva. Y ha sido el que menos ha consumido en la prueba, dos litros menos que el Range. Pero viene con un equipo de serie limitado que le penaliza y no compensa con el precio. Se vende con tres motores de gasolina de 140 a 306 CV (de 37.750 a 58.600 euros) y cuatro turbodiésel de 116 a 231 CV (34.750 a 48.750).

El Mini se queda a medio punto del X2 y sigue destacando por su imagen y estilo inimitables, tanto por fuera como en el interior. Es tan amplio como su hermano, gasta poco y sale más barato. Pero tiene las mismas carencias, un equipo de serie escaso, sobre todo en seguridad. Se vende con cuatro motores de gasolina de 102 a 306 CV (de 27.250 a 49.000 euros) y tres diésel de 116 a 190 CV (28.250 a 40.050).

Análisis completo

CONDUCCIÓN

Cuatro SUV medios con motores 2.0 turbodiésel, cambio automático y tracción 4×4. El Range Rover tiene 180 CV, y los otros tres, 190 CV, pero el Evoque añade un módulo microhíbrido, con un alternador que hace de minimotor eléctrico y una segunda batería que ayudan al arrancar desde parado y le otorgan la etiqueta ECO. Por lo demás, el Audi lleva cambio automático de doble embrague y siete marchas, y los demás equipan los clásicos de convertidor, con ocho marchas en el BMW y el Mini, que comparten la misma base (chasis y mecánica), y nueve en el Range. Pero las levas del cambio en el volante se pagan aparte en los cuatro. ⇒ Más información

CONSUMOS

Las diferencias de consumo han sido importantes en la prueba. El BMW apenas llega a siete litros a ritmos tranquilos y solo pasa de ocho en ciudad y a ritmos alegres. El Mini ha gastado medio litro más de media. El Audi sube a ocho en conducción suave y nueve en ciudad y estirando las marchas. Y el Evoque gasta igual que el Q3 en tráfico urbano y un litro más en conducción suave y apurando la mecánica en carretera. Las emisiones de CO2 del BMW y el Mini son mejores: 122 y 123 g/km, frente a 146 y 149 del Audi y el Range.

VIDA A BORDO

Los cuatro son bastante amplios por dentro, pero con diferencias. El Range y el Audi tienen unas butacas delanteras más amplias y elaboradas que recogen mejor el cuerpo y, en conjunto, transmiten más calidad. Y el Evoque añade las plazas traseras más amplias. El Audi le sigue en espacio disponible, pero le penaliza el diseño del respaldo trasero, que no llega hasta la puerta y se clava en la zona lumbar de los pasajeros de los lados si viajan tres atrás. El BMW y el Mini son más cómodos que el Q3 para llevar tres adultos atrás. ⇒ Más información

AL DETALLE

Range Rover Evoque. Transmite una sensación de calidad y solidez superiores.
Audi Q3 Sportback. El Audi destaca por su silueta deportiva y es casi tan amplio como el Range.
BMW X2. La línea deportiva del X2 concuerda con su conducción.
Mini Countryman. Destaca por su originalidad por fuera y por dentro. ⇒ Más información

 IMAGEN Y DISEÑO

Entre los SUV clásicos y los de línea cupé. Pero con dominio del nuevo Evoque, que aporta una presencia superior a sus rivales, con un frontal y una silueta contundentes y ese toque de elegancia de Range Rover. Le sigue de cerca el Audi, que rompe con la estética anodina del primer Q3. El BMW busca la deportividad estilizando la figura con un frontal afilado y una cintura lateral muy ascendente. Y el Mini reinterpreta su carisma legendario en una carrocería SUV de formas más cuadradas. ⇒ Más información

 PRECIOS Y EQUIPAMIENTO

A pesar de haber elegido las versiones básicas de estos cuatro modelos, todos tienen unos precios elevados que no compensan con el equipo de serie, también bastante justo para lo que cuestan. El menos caro es el Mini Countryman, 40.050 euros, seguido del BMW X2 con 44.500. El Audi Q3 Sportback sube a 45.350 y el Range Rover Evoque cuesta 48.310 euros. ⇒ Más información

CONCLUSIÓN

Empate técnico entre los cuatro modelos y victoria mínima del Range. Es el más caro y gasta más, pero tiene una imagen más distintiva, el interior más amplio y elaborado, mayor versatilidad de uso para circular por el campo y el mejor equipo de serie y en seguridad. Y suma un módulo híbrido con la etiqueta Eco. El Audi cede por medio punto y ofrece una imagen poderosa, un interior amplio y más flexible para repartir el espacio, el mejor maletero y la conducción más equilibrada. Pero es el segundo más caro. El BMW se queda a otro medio punto con una imagen estilizada, mejores prestaciones y un consumo imbatible, pero es también caro y está muy poco equipado. El Mini cede por otro medio punto con una personalidad única, las prestaciones del X2, un buen consumo y un equipo de serie algo mejor. Y tiene, sobre todo, el mejor precio.
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no