Pruebas

Hyundai Bayon, un SUV pequeño con precios asequibles

Mide 4,18 metros, tiene motores con etiqueta ECO y se vende desde 14.290 euros, en competencia con el Seat Arona o el Citroën C3 Aircross.

Hyundai Bayon

Aun siendo un SUV urbano, el Hyundai Bayon puede circular por caminos sin problemas.

Es el SUV pequeño que le faltaba a Hyundai. Con él, cubre el hueco libre por debajo del Kona y puede competir en igualdad con el Seat Arona, líder en España, y otros SUV equivalentes con marcado carácter urbanita. Estéticamente es original, aunque no marca la diferencia, como hizo su hermano mayor el Tucson. Pero es un coche honesto que cumple correctamente en todo, tiene mecánicas microhíbridas con etiqueta Eco e incluye un buen equipo de seguridad y conectividad. Y se vende sobre todo a precios ajustados y económicos: desde 14.290 euros (1.2 84 CV) y 15.290 euros (1.0 MHEV 48v. 100 CV), todos con descuentos incluidos.

El Hyundai Bayon mide 4,18 metros de largo y comparte la base de un utilitario, el Hyundai i20, igual que el Seat Arona parte de la del Ibiza. Pero el coreano se sitúa por debajo del Kona, que mide 4,21 metros. Y aunque la diferencia es mínima, aumentará cuando llegue la próxima generación de este, que será más grande.

Además, el Hyundai Bayon tiene un planteamiento más popular y económico, porque Hyundai quiere ofrecer un SUV más asequible que complete por debajo su gama todocaminos, para repartir así los papeles con el Kona y ganar mercado.

El resultado es que mientras el Hyundai Bayon peleará con los Seat Arona, Kia Stonic, Citroën C3 Aircross, Ford Puma, Skoda Kamiq y otros, el Kona y en especial su sustituto, se irá a por los que han dado un estirón, como los nuevos Renault Captur (4,23 metros) y Peugeot 2008 (4,3 metros), etc.

Imagen discreta y detalles de diseño

Partiendo de esa base, el Hyundai Bayon no destaca por su imagen rompedora. Tiene un frontal discreto, con los faros repartidos en dos bloques, uno superior muy fino con las luces de cruce, y otro más grande debajo, formando un bloque sobre una entrada de aire vertical. En el lateral destaca el pilar trasero, muy sólido, y la zaga es la parte más original con la base de la luneta formando una flecha y los pilotos verticales a cada lado.

Pero aunque por fuera no enamora, gana presencia en directo, sobre todo la parte trasera, que recuerda al Volvo XC40. Y destaca la altura al suelo, que es mayor de lo habitual, 18,3 centímetros, y le permite circular con más margen en caminos de tierra.

Más práctico que atractivo

La puesta en escena interior es también sencilla, pero con el toque moderno que aporta la pantalla central, sobre todo la opcional de 10,25 pulgadas. Además, ofrece un ambiente y acabados aceptables, pero con plásticos y materiales más sobrios que atractivos.

En cambio, el habitáculo del Hyundai Bayon está bien aprovechado y ofrece unas plazas delanteras cómodas y unas traseras desahogadas con buen espacio para las piernas. Y añade un maletero de 411 litros que se puede ampliar abatiendo los asientos.

Bien equipado en seguridad

El Hyundai Bayon destaca sobre todo por las tecnologías embarcadas. Por ejemplo, y aparte de la pantalla táctil, incluye tres puertos USB y ofrece compatibilidad para Apple Car Play y Android Auto. Otro de los puntos fuerte es el equipo de seguridad, porque además de los seis airbags y el control de estabilidad ESP, toda la gama viene de serie con detector de fatiga, mantenimiento automático del carril, frenada automática de emergencia en ciudad con función de cruce, control de velocidad de crucero inteligente y alerta de tráfico trasero, que avisa al desaparcar marcha atrás cuando se está estacionado en batería.

Mecánicas microhíbridas y etiqueta Eco

En el Hyundai Bayon destacan también las dos mecánicas 1.0 TGDI 48v (microhíbridas) con 100 y 120 CV, ambas con etiqueta Eco. Al estar por debajo de 120 g/km de CO2, no pagan impuesto de matriculación, y ese detalle se refleja en los precios, que son sin duda su gran arma: desde 15.640 euros el 1.0 MHEV 48v 100 CV descuentos incluidos.

Además, hay también una versión básica 1.2 de 85 CV con cambio manual de cinco marchas (desde 14.290 euros) y un 1.0 TGDI de 100 CV (15.290 euros) sin el módulo microhíbrido, por lo que pierden la etiqueta Eco. Por último, todos salvo el básico, se ofrecen con cambio manual inteligente de seis marchas, y los dos microhíbridos también con el automático 7DCT de siete marchas (18.705 y 22.920 euros).

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no