Pruebas

Los cuatro SUV pequeños que van a dar un vuelco al mercado: precios y equipamiento

Hyundai Kona 1.0 T-GDi, Kia Stonic 1.0 T-GDi, Seat Arona 1.0 TSi y Citroën C3 Aircross 1.2 110: tienen motores de gasolina y cumplen en ciudad y en el uso familiar.

SUV pequeños

De izquierda a derecha, Kia Stonic, Seat Arona, Hyundai Kona y Citroën C3 Aircross. / FOTOS: ENRIQUE BROOKING

Tarifas similares salvo en el Seat, al menos si se incluyen solo los descuentos sin condiciones añadidas, el criterio de puntuación de la prueba. El Kia cuesta 17.880 euros, 18.100 el Citroën y 18.540 el Hyundai, algo más caro. Y el Arona sube a 19.480, casi 1.000 euros más que el último, porque no tiene promoción. Pero si se financia la compra con la marca, Seat rebaja 2.500 euros; Kia, 1.760, y tanto Citroën como Hyundai, 1.500. Y si se entrega un coche usado la marca española descuenta 700 más, que suben a 1.000 en el Kona. Así, cumpliendo todas las condiciones, las tarifas son casi idénticas en los cuatro: 16.040 euros el Hyundai, 16.120 el Kia, 16.180 el Seat y 16.600 el Citroën.

El equipo de serie es correcto, pero más justo en el Arona. Aparte de la dotación de seguridad, todos vienen con aire acondicionado, ordenador de viaje, retrovisores eléctricos, radio (sin CD) con USB, bluetooth y pantalla táctil de siete pulgadas (cinco en el Seat), control de velocidad y cuatro elevalunas eléctricos. Salvo el Arona, añaden climatizador, sensores de faros, cámara trasera para aparcar y conectividad Mirror Link para Android y Carplay. Y el Hyundai y el Kia suman rueda de recambio de emergencia y mejores garantías, de cinco y siete años, respectivamente.

SUV pequeños

Interior del Kia Stonic.

Pero el C3 y el Stonic son los más completos y añaden navegador, sensor de lluvia, llantas de aleación de 17 pulgadas (de regalo este mes en el Citroën y de 16 en el Arona y el Kona), retrovisores con plegado eléctrico y sensores traseros de aparcamiento. Y el Citroën suma además botón de arranque y acceso manos libres, y este mes incluye como regalo el sistema Grip Control de ayuda a la tracción, que aumenta la adherencia en pisos deslizantes, y neumáticos mixtos de asfalto y campo.

En cuanto a la seguridad, todos vienen de serie con seis airbags, ABS, control de estabilidad ESP, sensor de presión de ruedas, aviso de fatiga al conductor y retención para arranque en rampa. Salvo el Arona, suman la alerta de cambio involuntario de carril, pero el C3 añade lector de señales y llamada de emergencia en caso de accidente. Y el Seat y el Kia son más completos y suman frenada automática de emergencia en ciudad, y el primero el aviso de vehículo en ángulo muerto y la alerta de tráfico trasero. El comportamiento dinámico es noble y seguro en el Seat, el Kia y el Hyundai, pero el Citroën se muestra más impreciso en curva y da menos confianza.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no