Pruebas

Por qué el Seat León de gas es el coche híbrido más rentable: precios y equipamiento

Cuatro familiares con mecánicas híbridas de gasolina, dos con apoyo eléctrico y las otras con gas natural (GNC) y gas licuado (GLP).

coche híbrido

De izquierda a derecha, Hyundai Ioniq, Seat León, Opel Mokka y Toyota Prius. / FOTOS: ENRIQUE BROOKING

El Seat León es el más asequible, con 19.670 euros, gracias sobre todo a los descuentos de Seat y a la ayuda del Plan Movalt para energías alternativas. Le siguen el Mokka X, 20.934 euros, y el Hyundai Ioniq, que sube a 22.100 euros. Y el Prius es el más caro con diferencia, 29.990 euros, 10.000 más que el Seat.

El Toyota lo compensa en parte con el equipo de serie más completo. Todos incluyen control de velocidad, ordenador de viaje, equipo de música con USB, bluetooth y mandos en el volante, pantalla táctil, climatizador automático (solo aire acondicionado en el Opel), sensor de luces, retrovisores eléctricos, cámara trasera para aparcar (500 euros en el Mokka) y llantas de aleación (de 15 pulgadas en el Hyundai, de 16 en el Seat y de 17 en el Opel y el Toyota.

Interior del Opel Mokka.

El Mokka incluye el sistema de conectividad Opel OnStar, el Ioniq y el León añaden los sensores traseros de aparcamiento, y el último y el Toyota suman también sensor de lluvia, mandos orales (también el Opel) y retrovisores con plegado eléctrico.

El Hyundai equipa un cambio automático de doble embrague y cinco años de garantía sin límite de kilómetros, frente a los tres del Prius o 100.000 kilómetros y los dos años sin límite del resto. Pero el Toyota es el más completo, porque suma también navegador, acceso y arranque sin llave, sensores delanteros de aparcamiento, cargador inalámbrico para móvil, faros biled y otros detalles.

El Seat tiene también el coste de uso más económico según los consumos de la prueba, 50% en ciudad y 50% en carretera a velocidades legales. Así, circulando con gas (GNC) puede recorrer 100 kilómetros con apenas 4,6 euros. El Prius sube a 6,4 euros y el Ioniq y el Mokka llegan a 6,9 de media cada 100 kilómetros.

Todos incluyen un buen equipo de seguridad, con seis airbags, ABS, ESP y sensor de presión de ruedas. El Opel añade la llamada de emergencia en caso de accidente, pero los demás suman airbag de rodilla (conductor), alerta de cambio involuntario de carril y sobre todo la frenada automática en ciudad. El Seat y el Toyota equipan el control de velocidad con radar antichoque ACC y el Prius añade lector de señales, aviso de vehículo en ángulo muerto y cambio automático de luz de carretera.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no