6 situaciones comprometidas que suelen ocurrir en las rotondas

Tráfico aclara algunas dudas que se pueden dar en la conducción:

Ciclistas en grupo

Son como un único vehículo, así que tienen prioridad desde el primero hasta el último.

Entrar a la rotonda por el carril interior

Solo se permite cuando el carril derecho, tanto de la vía de aproximación como de la rotonda, está congestionado.

Salir desde el carril interior

Está prohibido en general, excepto cuando haya una señal que lo permita y el carril derecho esté ocupado.

Señal interior

Prevalecen a las normas habituales. Si hay un ceda el paso o un semáforo en rojo tienen prioridad los vehículos de fuera.

Visibilidad nula

Es necesario detenerse y no entrar hasta que se esté seguro de que está despejada.

Vehículos de grandes dimensiones

Si necesitan maniobrar para salir, el resto de vehículos deben respetarlo