• 1 / 15

    Aston Martin DB5 // Dos unidades*

    Un icono de la automoción y el coche de película por excelencia: lo condujo James Bond (Sean Connery) en Goldfinger (1964). Un deportivo británico de lujo con detalles poco frecuentes entonces, como ventanillas eléctricas y asientos reclinables. Y con un motor 4.0 de seis cilindros y 282 CV, con el que aceleraba de 0 a 100 km/h en 7,1 segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 238 km/h. Se fabricaron poco más de mil unidades y dos están en España. *Datos de Estamos Seguros, la iniciativa de divulgación de la cultura aseguradora de UNESPA.

  • 2 / 15

    Lamborghini Countach // Siete unidades

    El espectacular Lamborghini Countach (con siete unidades matriculadas en España) se hizo popular por su aparición en Los locos del Cannonball (1981) una comedia que narraba la carrera automovilística definitiva: atravesar Estados Unidos de costa a costa sin reglas ni límites. En la película (con secuela en 1984) participaron, entre otros, Burt Reynolds, Roger Moore, Farrah Fawcett y Dean Martin. El Countach nació en 1974 con un motor 4.0 V12 de 370 CV. Pero el lanzamiento del Testarossa motivó que en 1985 estrenara un 5.2 V12 con 455 CV.

  • 3 / 15

    Dodge Charger // 10 unidades

    El sheriff chiflado era una serie de los setenta en la que dos primos luchaban contra el crimen y la corrupción en el condado de Hazzard. Bo y Luke Duke repartían justicia al volante de un Dodge Charger de 1969, con un imponente motor V8 de 7,2 litros de 375 CV. La primera unidad del modelo se subastó en 2012 por 89.000 dólares. En España hay diez.

  • 4 / 15

    GMC Vandura // 15 unidades

    Una de las mejores creaciones de MA Barracus, el malhumorado excombatiente y maestro del tuning del Equipo A, es la furgoneta del grupo, la simbólica GMC Vandura pintada en negro y gris con una franja roja que quizá sea un homenaje al Gran Torino de Starsky y Hutch. Una furgoneta muy poco habitual en la carretera: en España, con seguro en vigor, hay apenas 15 unidades.

  • 5 / 15

    DeLorean DMC-12 // 20 unidades

    Otro de los modelos preferidos de los coleccionistas: el DeLorean de Regreso al futuro cuenta con un par de decenas de representantes en España. El DMC-12 se fabricó en los años 1981 y 1982, cuando cesó su producción porque la compañía entró en quiebra. Diseñado por el prestigioso Giugiaro, el coche cuenta con un motor PRV de seis cilindros en V con una cilindrada de 2,8 litros, que rendía unos 130 CV. Se construyeron un total de 8.500 unidades, de las que más de la mitad se siguen viendo hoy en día por las carreteras de Estados Unidos.

  • 6 / 15

    Ford Gran Torino // 20 unidades

    Dos leyendas de la televisión como Starsky y Hutch estaban acompañados por un modelo del que existen en España, según los datos de Estamos Seguros, unas veinte unidades. Del Ford Gran Torino existieron cuatro versiones (descapotable de dos puertas, cupé de dos puertas, sedán de cuatro puertas y familiar de cinco puertas) y el modelo montaba motores de hasta 428 CV. Solo su paragolpes llegaba a pesar 45 kilos.

  • 7 / 15

    Ford Falcon // 25 unidades

    El apocalíptico coche de Mad Max (1979) estaba basado en un Falcon XB GT de 1974, con un motor V8 de 5,7 litros y 300 CV. Con ese propulsor podía acelerar de 0 a 100 Km/h en 8,1 segundos y alcanzar una velocidad punta de 193 Km/h. La representación del Ford Falcon ronda las 25 unidades.

  • 8 / 15

    Volvo P1800 // 30 unidades

    Un modelo que debió gran parte de su popularidad a la serie El Santo que protagonizó Roger Moore entre 1962 y 1969, gracias a la cual se convirtió casi en un modelo de culto. En la serie británica transmitía una imagen de coche frívolo y deportivo, pero en realidad montaba un motor de 1800cc con solo 90 CV. En España hay 30 unidades que mantienen vivo el mito.

  • 9 / 15

    Volkswagen Tipo 2 // 60 unidades

    Uno de los modelos más representativos de Volkswagen ha aparecido en películas como Moonraker (1974) y Forrest Gump (1994), y en España se conservan con el seguro en vigor unas sesenta unidades. La mítica Bulli, icono del movimiento hippy y del flower power ha vendido más de 12 millones de unidades a lo largo de los tiempos y en sus sucesivas generaciones.

  • 10 / 15

    Pontiac Firebard // 60 unidades

    Cualquier aficionado a los coches quería un coche como este en los años ochenta, y unos sesenta conductores lo tienen en España. No el coche fantástico como tal, sino el modelo en el que se basaba: KITT nació a partir de la tercera generación del Pontiac Trans AM, que contaba con un motor Un bloque V8 de 5,7 litros de origen Chevrolet con una potencia final de 230 CV

  • 11 / 15

    Lincoln Continental // 60 unidades

    El 22 de noviembre de 1963, JFK recorría las calles de Dallas hasta que un par de disparos acabaron con su vida a bordo su limusina, un Lincoln Continental Convertible modelo 1961, diseñado por la Hess & Eisenhardt en Cincinnati (Ohio). Así aparece en cientos de documentales y en la película JFK de 1991, y en España hay sesenta unidades del Continental en sus diferentes versiones.

  • 12 / 15

    Ferrari Testarossa // 60 unidades

    Blanco reluciente y con Don Johnson al volante, el Testarossa de Corrupción en Miami se convirtió en uno de los mitos automovilísticas de los años ochenta. Unos sesenta conductores, según los datos aproximados facilitados por Estamos Seguros, lo tienen matriculado en España. Aquel que corría en la serie contaba con un potente motor V12 de 4,9 litros y 390 CV, y unos llamativos asientos de cuero. Ferrari fabricó el modelo de 1984 a 1996.

  • 13 / 15

    Ford Mustang Bullit // 110 unidades

    El Bullit protagoniza una de las escenas de persecución más aplaudidas de la historia del cine, cuando Steve McQueen persigue a un Dodge Charger R/T por las calles de San Francisco. El Mustang de 1967 que conducía –y como este hay más de cien en España– contaba con un propulsor V8 6.3 de 320 CV asociado a una caja de cambios automática de tres velocidades.

  • 14 / 15

    Seat 1500 // 1.100 unidades

    El cine español de los sesenta y los setenta guarda imágenes de uno de los modelo míticos de Seat, uno de los preferido por los taxistas en la época. Era el primer coche de alta gama de la marca, elegante, cómodo y con una banqueta delantera en la que podían viajar tres personas. Existen varios clubes de amigos del 1500, del que aún se conservan más de mil unidades en España.

  • 15 / 15

    Mini Cooper // 1.100 unidades

    El Mini clásico, el de siempre, el que apareció en la entrega original de The italian job (1969) o en las películas de Mr. Bean, supera el millar de unidades matriculadas en España. Nacido en 1959, el Mini original hacía honor a su nombre: con una carrocería de cuatro puertas, tenía 3,05 metros de longitud, 1,41 metros de anchura y 1,35 metros de altura. Su motor era de 34 CV.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no