Caballos ganadores

Los premios Motor del Año distinguen cada temporada a los mejores propulsores. Brillan Ford, BMW, Mercedes, VW y Ferrari

Por tercer año consecutivo, el motor 1.0 Ecoboost de Ford ha conseguido el trofeo absoluto que otorgan los premios Motor del Año: el galardón al Mejor Motor del curso. Ningún otro propulsor había logrado hasta ahora mantenerse en lo más alto durante tres ejercicios seguidos. Mercedes, por su parte, ha obtenido el premio al Mejor Motor Nuevo, con su 2.0 turbo de gasolina; Ferrari se lleva el de Mejor Motor Deportivo con su apabullante 4.5 V8 y, Tesla, el fabricante californiano de coches eléctricos, se alza con el trofeo al Mejor Motor Ecológico y marca el inicio de una nueva era, porque por primera vez se impone una mecánica con baterías.

Los premios Motor del Año son un certamen internacional completamente independiente de los fabricantes. Un jurado compuesto por 82 periodistas especializados de 34 países, entre ellos dos españoles, valora cada motor —analizando aspectos como consumo, potencia, tecnología, calidad de funcionamiento— para identificar los mejores propulsores. Y su veredicto es una referencia importante, porque un buen motor determina en gran parte la calidad de un coche y condiciona el rendimiento, agrado de uso y durabilidad que puede aportar cada modelo.

Ford presentó su primer Ecoboost en 2011 y fue una de las primeras mecánicas de tres cilindros en combinar baja cilindrada y turbo para ofrecer a la vez potencias notables (100 a 125 CV) con consumos muy eficientes (desde 4,1 litros). Tres años después le han imitado muchos, pero sigue siendo un espejo al que mirar por su respuesta fina y enérgica y la ausencia de vibraciones al ralentí, un detalle poco habitual en motores tricilíndricos. Está disponible en los modelos Fiesta, Focus, B-Max, C-Max y EcoSport. Además, la marca acaba de anunciar una nueva versión de 140 CV que se sitúa como el tres cilindros más potente del mercado y gasta solo 4,3 litros.

El motor 2.0 turbo de Mercedes, ganador también en mecánicas de 1.8 a 2.0 litros, destaca por su rendimiento: la variante AMG de 360 CV es el cuatro cilindros con más caballos del sector. El jurado resalta asimismo su sonido, finura e incluso el consumo (7,5 litros de media oficial) muy meritorio para su poderío. Se ofrece en los Clase A y GLA AMG.








Ferrari 458 Speciale: gana el premio al mejor Motor Deportivo.




En la misma línea, pero en una liga muy superior, está el 4.5 V8 de Ferrari, que consigue el galardón Deportivo. La última entrega, estrenada en el 458 Speciale, rinde nada menos que 605 CV y, según el jurado, impacta por su sonido y respuesta a alto régimen (llega a 9.000 vueltas), y es una de las mecánicas más emocionantes del panorama actual.

Aparte de los cuatro galardones globales, el certamen otorga otros ocho parciales según las cilindradas. Y en esta clasificación, BMW y VW son los que acumulan más premios. El primer puesto, hasta 1.000cc, es también para Ford, por delante del 0.6 bicilíndrico de BMW —funciona como generador para aumentar la autonomía en el i3 eléctrico— y del 1.0 tres cilindros del grupo VW que equipan los Seat Mii, Skoda Citigo y VW Up! y Polo.

El ganador entre 1.000 y 1.400cc es el 1.4 TSi con compresor y turbo de VW, que lleva ocho años consecutivos al máximo nivel. Le siguen el 1.4 turbo de Fiat y el 1.4 TSi solo con turbo. De 1.400 a 1.800cc se impone el 1.6 turbo de BMW y PSA (Peugeot y Citroën), otra estrella de los últimos ocho años, que supera incluso al nuevo 1.5 tres cilindros turbo de BMW y Mini y al 1.8 TFSi del grupo VW. El 2.0 turbo de Mercedes es el mejor de 1.800 a 2.000cc, y gana al 2.0 TFSi de Audi y al 2.0 diésel de BMW, uno de los pocos motores de gasóleo que alcanza posiciones de podio.



Pocos diésel, y primeros eléctricos





Mazda tiene el motor de gasóleo con mejor calificación.


Sorprende que en los premios de 2014 no haya ningún motor diésel ganador, y que sólo tres se sitúen en posiciones de podio. El mejor resultado es para el 2.2 D de Mazda (150 y 175 CV), que queda segundo en la categoría de 2.000 a 2.500 centímetros cúbicos, justo por delante del 2.2 diésel de Mercedes (136 a 204 CV), que también utiliza Infiniti (170 CV). El tercer propulsor de gasóleo mejor considerado es el 2.0 diésel de BMW (116 a 218 CV), que ha obtenido la medalla de bronce en la división de 1.800 a 2.000cc.
Otro aspecto llamativo de esta edición son los primeros premios logrados por propulsores eléctricos, que poco a poco van ganando protagonismo. Tesla, por ejemplo, el fabricante californiano especializado en coches a pilas, ha obtenido el galardón absoluto al Mejor Motor Ecológico por la mecánica de su modelo Model S: no produce emisiones y rompe moldes por su potencia y autonomía. Se ofrece con tres variantes, de 306 a 421 CV, y de 390 a 502 kilómetros de duración según el módulo de baterías. También destaca el motor eléctrico del BMW i3 (170 CV), segundo tras el Tesla en el trofeo absoluto.
Las cilindradas superiores son para BMW (gana la categoría de 2.500 a 3.000cc con su 3.0 biturbo de hasta 340 CV), McLaren (la de 3.000 a 4.000cc con el 3.8 V8 biturbo de 650 CV) y Ferrari (la de más de 4.000cc, con su estratosférico 4.5 V8 de 605 CV).



Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Más Información

Nissan
Camión atascado

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no