Actualidad

Riesgo al volante: cinco millones de conductores admiten haberse drogado

Un 16% de los automovilistas fallecidos da positivo por estupefacientes, según un estudio de la Fundación Línea Directa.

drogas

Los controles de drogas ofrecen resultados sorprendentes. / jaime villanueva

Las drogas son enemigas de la conducción, pero cada vez se consumen más al volante. Los datos resultan evidentes: cinco millones de automovilistas reconocen haber manejado un vehículo tras haber consumido estupefacientes.

Son conductores que tardan más tiempo en reaccionar, se despistan más, son más agresivos y su estado de euforia los lleva al exceso de velocidad. Resultan más peligrosos, en definitiva. Y aunque estas consecuencias se conocen sobradamente, tres de cada diez automovilistas sometidos a un análisis han dado positivo por cannabis, cocaína, éxtasis o anfetaminas, entre otras.

Estos son algunos datos del estudio La influencia de las drogas en los accidentes de tráfico (2012-2015), elaborado por la Fundación Línea Directa en colaboración con FESVIAL, que analiza la evolución del consumo de drogas ilegales en España.

El estudio examina más de 25 millones de controles de drogas y alcohol hechos entre los años 2012 y 2015, así como pruebas post mortem realizadas a más de 3.100 conductores y peatones. La Dirección General de Tráfico empezó a realizar controles rutinarios de estupefacientes en 2012, y los datos no han mejorado desde entonces:

En los últimos cuatro años, cerca del 16% de los conductores fallecidos ha dado positivo en drogas, cifra que desde 2012 se ha incrementado un 7%. Este dato contrasta con el descenso producido en las muertes por accidente de tráfico (-10%) y, más aún, con los fallecidos al volante por causa del alcohol en el mismo periodo (-18%).

El perfil del conductor que conduce bajo los efectos de las drogas corresponde a un hombre, de 29 años de edad, con tendencia al policonsumo, principalmente por las noches y a bordo de un turismo.

Para obtener datos homogeneizados, los autores del estudio han revisado la presencia de drogas ilegales y de alcohol en más de 2.700 conductores con controles totalmente aleatorios (no específicos de drogas). De este análisis se desprende que el cannabis y la cocaína están presentes en un 7,5% y 4,7% de los conductores, respectivamente, muy por delante del alcohol, con un 2,6% de positivos.

En cuanto a los peatones fallecidos por accidente de tráfico, los datos también son preocupantes: en los últimos cuatro años, 1 de cada 10 dio positivo en drogas en el análisis forense. Desde 2012, la presencia de alcohol ha descendido un 10% en este colectivo, las drogas han aumentado un 22%.

• 5 millones de conductores (19%) confiesan haberse puesto al volante tras consumir algún tipo de sustancia ilegal, sobre todo, hombres con una edad comprendida entre los 25 y los 34 años y que ya han sido sometidos, al menos, a un control de drogas previamente.

El estudio ofrece otra conclusión llamativa: cuando a los automovilistas se les pregunta por su percepción del riesgo entre las drogas y el alcohol, este último se considera la sustancia más peligrosa y la que más perjudica a la conducción, mientras que el cannabis se considera la menos nociva.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no