El Swincar Spider es un coche hecho araña

El peculiar sistema de suspensión de este coche eléctrico le permite adaptarse al terreno y estar siempre en contacto con el firme.

A medio camino entre un coche a pedales, un kart y la araña de Wild Wild West, eso es más o menos el Swincar Spider. Se trata de un vehículo monoplaza movido por motores eléctricos (uno en cada rueda) que cuenta con una suspensión muy especial que lleva el adjetivo “adaptativa” a otro nivel.







Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram

Más Información

Autopía: historia de la automoción en un entorno idílico
Neumáticos

Newsletter ElMotor

Recibe la newsletter de EL MOTOR con toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia.

Apúntate

Servicios ELMOTOR

Encuentra los mejores talleres, seguros, autoescuelas, neumáticos…

BUSCAR
Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no