Actualidad

Estos son los cambios en la ITV que afectan a todos desde mañana

Las estaciones de inspección estrenan el 1 de julio un manual de procedimiento que modifica algunos procesos de comprobación.

ITV caducada multa

Una estación de ITV en Madrid.

El 1 de julio entran en vigor varios cambios en la inspección técnica de vehículos (ITV) que atañen a todos los vehículos y conductores. El nuevo manual de las estaciones modifica algunos procedimientos y, sobre todo, elimina las restricciones impuestas en el proceso de inspección como consecuencia de la covid. A efectos prácticos, la pandemia termina en las estaciones de ITV.

Estas limitaciones, según informa la patronal AECA-ITV, afectaban principalmente a la revisión del troquelado del bastidor y a la comprobación de la centralita electrónica del vehículo mediante el lector OBD. Para llevar a cabo ambos procesos, se requiere el acceso al habitáculo del vehículo.

Número de bastidor: dónde se encuentra

El número de bastidor o VIN (‘número de identificación del vehículo’ por sus siglas en inglés) es el carné de identidad del vehículo. Se compone de una combinación única de 17 dígitos alfanuméricos que identifica, sin posibilidad de error, a los vehículos que se comercializan en Europa.

Los inspectores de ITV examinan siempre el número de bastidor para comprobar que existe, que no está manipulado o incompleto y que coincide con el número que figura en la documentación. De este modo, se verifica que el vehículo está en regla, ya que una de las maneras de ocultar el robo de un coche es, precisamente, borrar el número de bastidor. Generalmente suele ir ubicado en tres lugares:

  • Grabado en el salpicadero del vehículo y visible a través de la luna delantera.
  • En la placa del fabricante.
  • Troquelado sobre el propio chasis del vehículo. Este último método de comprobación es el que podrá retomarse desde el 1 de julio.

Acceso a la centralita con el lector OBD

A partir del 1 de julio, las estaciones de ITV también volverán a tener acceso al puerto OBD. Este sistema permite la conexión con un ordenador externo a la centralita electrónica del vehículo.

La finalidad es constatar que no hay errores relacionados con la emisión de gases contaminantes, principal objetivo para el cual fue incorporado a los coches. Según recuerda AECA-ITV, esto solo se inspecciona en los vehículos que tengan niveles de homologación Euro 5 y Euro 6.

Mediante el puerto OBD, en la inspección también pueden detectarse modificaciones no autorizadas en la centralita electrónica de control del vehículo. 

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no