Pruebas

Cuatro compactos que pueden resistir al empuje de los SUV: precios y equipamiento

Honda Civic, Ford Focus, Opel Astra y Kia Ceed: cuatro modelos de cinco puertas con motores de gasolina, cambio manual de seis marchas y el equipamiento que se necesita.

coches compactos

De izquierda a derecha, Ford Focus Honda Civic, Opel Astra y Kia Ceed. / enrique brooking

El Kia Ceed tiene el precio más asequible, 17.800 euros con descuentos, que son los más agresivos. Le siguen el Focus y el Astra, que cuestan casi igual, 19.552 y 19.720 euros, respectivamente. Y el Civic, que es algo más grande, sube a 21.150, en todos los casos con descuentos incluidos, pero sin las promociones por financiación.

El Honda, en cambio, justifica en parte el sobreprecio con un equipo de serie superior. Aparte de la dotación de seguridad, todos vienen con climatizador bizona, ordenador de viaje, control de velocidad de crucero, equipo de música con radio, mandos en el volante, conexiones USB y bluetooth, compatibilidad con Apple Car Play y Android Auto, sistema start & stop, programas de conducción y retrovisores eléctricos.

Y salvo alguna excepción, añaden otros detalles, como la pantalla táctil de siete pulgadas (ocho en el Ford), la rueda de recambio de emergencia (50 euros en el Kia, que viene con kit reparapinchazos), las llantas de aleación de 16 pulgadas (17 en el Honda) y los sensores de lluvia y faros (opcionales en el Focus). En cambio, este último es el único que incluye CD y botón de arranque de serie, y, al igual que el Civic, añade también el navegador, los sensores de aparcamiento delante y detrás, y los retrovisores con plegado eléctrico.

Pero el más completo es el Honda, que suma la cámara trasera de ayuda al aparcamiento, como el Kia (en la imagen), y cinco años de garantía sin límite de kilómetros, frente a los siete años o 150.000 kilómetros del Ceed, y la obligatoria de dos años sin límite de kilometraje del Opel y el Ford.

Junto al equipo de seguridad habitual -seis airbags, ABS, ESP y sensores de presión de ruedas, todos vienen con aviso mantenimiento del coche en el carril. Salvo el Opel, añaden la llamada en caso de accidente, y a excepción del Kia, la frenada automática de emergencia en ciudad y el sensor de fatiga del conductor. El Ford y el Honda tienen un airbag más de rodilla (conductor), pero el último es el más completo: lleva lector de señales, como el Astra, y el control de velocidad con radar antichoque ACC, que mantiene la distancia con el coche de delante, y frena si hay riesgo de colisión. Este detalle y su equilibrio dinámico, aportan al Civic un comportamiento algo más seguro.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no