Pruebas

Cuatro SUV pequeños de gran personalidad: vida a bordo

Audi Q2, Volkswagen T-Roc, Toyota C-HR y Honda HR-V: cuatro todocaminos pequeños y diferentes de mentalidad polivalente con mecánicas de gasolina que cumplen en ciudad y carretera.

Cuatro SUV pequeños de gran personalidad: vida a bordo

De izquierda a derecha, Volkswagen T-Roc, Toyota C-HR, Audi Q2 y Honda HR-V. / FOTOS: ENRIQUE BROOKING

Todos ofrecen buenos puestos de conducción, aunque los asientos del Honda son más justos y recogen peor en las curvas. A cambio, es el que ofrece más espacio para las piernas atrás y el mejor para llevar dos adultos grandes, porque la plaza central sobresale del respaldo y resulta incómoda para el tercero. El mejor para cinco ocupantes es el Volkswagen, que combina una anchura algo mayor y un mullido correcto en la plaza del medio. El Toyota es como el Volkswagen atrás, pero se toca con la cabeza en el techo y agobia. Y aunque el Q2 comparte chasis con el T-Roc, es el más justo atrás, tanto en anchura como en la zona de las piernas. Por lo demás, la mayor altura de las carrocerías no aporta más habitabilidad, pero facilita el acceso.

El Volkswagen y el Audi tienen los mejores maleteros, incluida una bandeja con dos alturas; el Honda lleva un doble fondo en el hueco de la rueda de repuesto, y el del Toyota es el más pequeño. El HR-V, en cambio, ofrece el interior más flexible para llevar objetos grandes: las banquetas traseras se recogen en vertical. Y deja el piso plano al plegar los asientos, como el Volkswagen.

Asientos traseros del Toyota C-HR.

El Audi confirma su etiqueta premium con un ambiente más elegante y mejores materiales y acabados. Le sigue el Honda, sencillo, pero cuidado, y con plásticos y tejidos vistosos. El Toyota también, pero con contrastes: aplica buenos materiales en el salpicadero y las puertas, pero con unas tapicerías y costuras austeras. Y el T-Roc destaca por su orden y funcionalidad, con una pantalla moderna y bien integrada, y un tacto preciso que le distingue. Pero los plásticos duros del salpicadero y las puertas no son lo que se espera de Volkswagen.

Todos tienen suspensiones cómodas, pero mientras los alemanes vibran un poco al acelerar, y el Audi resulta seco en los baches (por la llanta de 19 pulgadas opcional), el Toyota pasa de silencioso a ruidoso en cuanto se le exige. Y el Honda es el peor aislado de rodadura y llega a ser chillón si se estiran las marchas para ganar brío.


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no