¿Alguien pensaba que un F1 no puede con un puerto de montaña?

El piloto Sebastien Buemi recorre a lomos del RB8 la carretera suiza de Tremolastrasse (con el piso de adoquines), la ruta que une la ciudad de Airolo con el paso de San Gottardo.