Tecnología

Los próximos 100 años de BMW

La marca festeja sus cien años reconvertida en una compañía de servicios de movilidad con espíritu exclusivo.

BMW

Cambio de nombre, nuevo lema y evolución del modelo de negocio.

BMW culmina su primer centenario de historia posicionada como una de las marcas premium de referencia y convertida en icono de la historia del automóvil. Y afronta el futuro con las finanzas en forma y las ventas batiendo récords históricos, dos condiciones imprescindibles para resolver los retos que vienen y dar continuidad a la histórica innovación que la identifica.

El lema actual, ¿Te gusta conducir? , deja paso, al menos durante los actos del aniversario, a Los próximos 100 años, el eje de comunicación del conjunto de acciones. Y la denominación BMW AG evoluciona para convertirse en BMW Group y representar mejor a todas sus marcas, desde Mini, Rolls Royce y Motorrad (motos), hasta las divisiones como i (eléctricos), M (versiones y personalizaciones deportivas) y otras.

Pero el cambio más importante del proceso es que BMW se suma a la corriente de moda y confirma el cambio de modelo de negocio que había empezado ya de forma experimental con iniciativas como el Car sharing (coche compartido) de Múnich. Es la respuesta a la ofensiva que se espera de las compañías de Silicon Valley, como Apple, Google o Tesla, nuevos actores en los procesos de electrificación y conducción autónoma que afrontará el automóvil en un corto espacio de tiempo: “Nadie sabe qué pasará en los próximos 100 años. Pero hay algo seguro: la movilidad del futuro conectará cada área donde viva la gente. Y ahí vemos nuevas oportunidades de movilidad premium”, declaraba Harald Krüger, presidente de BMW, en el discurso de celebración del centenario. Y añadía: “La movilidad se está diversificando y en el futuro la gente querrá disponer de la mejor solución para sus necesidades en cualquier situación. Nuestros coches serán pronto chóferes digitales y acompañantes personales. Se anticiparán a lo que queremos hacer y harán más fáciles nuestras vidas. El transporte será una experiencia personal que la gente amará, y ahí queremos estar”.

IMAGINANDO EL FUTURO

El evento del centenario del pasado siete de marzo en el Olympic Hall de Múnich es el banderazo de salida a una serie de actos de conmemoración que BMW realizará por todo el mundo para transmitir los nuevos mensajes: su apuesta por los servicios de movilidad premium y una interpretación adelantada y visionaria de los valores y tecnologías que reunirán los modelos de sus marcas en el horizonte de 2030. La parte más visual serán cuatro prototipos desarrollados para intentar anticiparse y responder a las necesidades de movilidad individual del futuro.

El evento más importante será la exposición itinerante Impulsos icónicos. La experiencia de futuro de BMW Group, que presenta la visión holística de la empresa sobre el futuro de la movilidad individual. Además, incluirá la presentación de los tres prototipos restantes. El Vision Next 100 ha sido el primero, y la gira se desplazará en su etapa inicial a Pekín, para seguir después a Londres, donde se desvelarán los Vision Mini y Vision Rolls Royce, y más tarde a Los Ángeles, para mostrar el Vision Motorrad. Pero los elementos principales se podrán visitar también en la sede permanente de Múnich. Para reforzar los contenidos de la exposición, BMW ha recogido todo tipo de opiniones de expertos en temas clave del futuro, como energía, cambio demográfico, globalización, digitalización y movilidad. La información, una mezcla de ensayos, informes, estudios, entrevistas con expertos y coloquios, permitirá conocer la visión de la marca sobre la movilidad que está por llegar.

El centenario incluye otros actos como un festival de música en Múnich y una serie de publicaciones que recogerán los hitos más importantes de su historia desde los inicios.

EVOLUCIÓN CONTINUA

La sobriedad con cierto aire cuartelero de la sede original de BMW, en Moosacher Strasse 66, contrasta con la arquitectura futurista del edificio Cuatro Cilindros, actual cuartel general en Múnich. Pero sobre todo simboliza la evolución continua de una de las marcas de automóviles de referencia en los últimos 100 años.

En la primera sede se fabricaron los revolucionarios motores de aviación que batieron el récord mundial de altitud en 1919 (9.760 metros) y que utilizaría el ejército de Prusia en la I Guerra Mundial. El viejo edificio, vendido por el crecimiento de la marca, se ha readquirido y servirá de sede a varias exposiciones del centenario.

En estos años, BMW ha creado modelos icónicos que marcaron su época. Es el caso de la R32 de 1923, primera moto con el logo azul y blanco. Se diseñó en torno al motor, una idea que se ha mantenido hasta hoy, como confirma la R de 2013. Destaca también el 328 de 1936, un coche visionario que buscaba la eficacia y el pionero del espíritu deportivo de la marca. Otros iconos han sido el Isetta de 1955; el Neue Klasse 1500 de 1960, antecesor de los Serie 3 actuales; el X5 de 1999, la reinvención moderna de los todoterrenos, un diseño de Stephenson Santos, o el i3 de 2013, primer eléctrico y pionero en usar la fibra de carbono.

COPILOTO CON INTELIGENCIA ARTIFICIAL

El prototipo Vision Next 100 explora dos conceptos vanguardistas. Uno es la inteligencia artificial, que permite ofrecer dos modos de conducción. El Boost es un copiloto virtual que pone todas las tecnologías al servicio del conductor para optimizar sus habilidades y que disfrute al máximo al volante; el Ease le releva y deja al coche conducir solo. El otro concepto es la geometría viva, una estructura de 800 triángulos móviles que dan forma a algunas piezas interiores y exteriores. Actúan como una bandada de pájaros y cambian de forma al momento, por ejemplo, para cubrir las ruedas si el coche está en movimiento.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no