Hennessey The Exorcist

Este Camaro ZL1 hubiera sido el instrumento perfecto del Padre Karras si la niña del exorcista hubiera sido un muscle car endemoniado.