Kia Picanto, la esencia de un urbanita

La nueva generación del modelo coreano llegará a España en junio a partir de 8.535 euros.

Kia Picanto, la esencia de un urbanita

El nuevo Kia Picanto.

Fue uno de los protagonistas de Kia en el Salón del Automóvil de Ginebra hace unas semanas y ahora se ha presentado la versión definitiva del Kia Picanto que llegará a España a partir de junio, un peso ligero con argumentos de sobra para destacar sobre sus principales competidores. Con un precio de partida de 11.590 euros (1.0 CVVT Concept), que gracias al descuento y a condición de financiar la compra, se queda en 8.535 euros.

Aunque mantiene la configuración de cinco puertas, los cambios con respecto a la generación anterior son evidentes. La línea de cintura es ahora más alta y el frontal cae mas recto, dando una imagen más robusta. La nueva parrilla ahora llega hasta las ópticas, como en sus hermanos mayores de gama. Estas ópticas incluyen intermitentes con tecnología LED, únicos en su clase. Sobre la trasera destacan las líneas rectas de las luces de freno, que, en este caso también se iluminan mediante LED. La nueva plataforma que estrena, ha permitido aumentar la batalla, llevando las ruedas a los extremos. De esta forma, además de mejorar el comportamiento dinámico, se mejora también la habitabilidad para los ocupantes.

En el interior, el nuevo salpicadero más alto y ancho, deja más espacio para las piernas en las plazas delanteras. Sobre él destaca la pantalla táctil de siete pulgadas, que permite acceder a todos los sistemas de infoentretenimiento del coche. La interfaz clara e intuitiva convierte su uso en algo fácil y rápido. También se pueden conectar teléfonos inteligentes a través de las aplicaciones Apple CarPlay o Android Auto. Además, gracias al cargador inalámbrico que incorpora para teléfonos móviles, quedarse sin batería ya no será un problema. Gracias a la nueva plataforma, los ocupantes no son los únicos beneficiados del extra de espacio, también gana en espacio de carga. El maletero ahora crece hasta los 255 litros (200 litros en la generación anterior), posicionándose como el más amplio del segmento.

kia picanto

El diésel no es una opción para el nuevo Picanto. Estará disponible con tres mecánicas y todas serán gasolina. Desde los 67 CV que ofrece el 1.0 CVVT hasta los 100 que rinde el 1.0 T-GDI, pasando por los 84 CV que declara el motor 1.2 CVVT. Lamentablemente, el nuevo propulsor 1.0 T-GDI llegará a finales de año. Por lo que habrá que esperar unos meses para disfrutar de él. La caja de cambios es manual de cinco velocidades en todos los modelos. Aunque opcionalmente, en el bloque 1.2 se puede montar una automática de cuatro relaciones.

Para un coche que no llega a la tonelada de peso (908 kilogramos), la potencia de estas tres mecánicas es más que suficiente. El tacto suave del cambio y los pedales invitan a usarlos en todo momento. Mientras que la dirección transmite mucha precisión, aportando seguridad y confianza al conductor. Pero es un coche urbano y su ambiente es la ciudad. Allí se mueve como pez en el agua y sale a relucir su personalidad. Los 3,6 metros de largo le permiten meterse en cualquier hueco. Y, gracias al pequeño radio de giro, se puede dar la vuelta en espacios muy reducidos.

Dos son los niveles de equipamiento: Concept y GT Line. El primero ya incluye detalles como seis airbags, mandos en el volante, Bluetooth, aire acondicionado o sensor de luces. Son solo algunos de la larga lista de que configura el equipamiento base. Opcionalmente se puede optar por el sistema de frenada de emergencia, un asistente que detiene el vehículo si detecta riesgo de colisión. Por su parte, el acabado GT-Line se ofrece por primera vez para el Picanto. Los detalles exteriores en rojo o las llantas exclusivas de 15” le aportan ese punto de picante sobre la versión normal. Además, también hincha más la lista de equipamiento incluyendo: faros antiniebla, volante y pomo del cambio en piel, apoyabrazos central o climatizador automático entre otros.

El precio de 8.535 euros se corresponde con el motor 1.0 CVVT y acabado Concept. En el caso del 1.0 CVVT GT Line, el precio sube a 10.035 euros. Por su parte, el bloque 1.2 CVVT solo está disponible con el acabado GT Line, cuyo precio es de 10.535 euros. Si se opta por el cambio automático, la factura asciende hasta 11.865 euros. Todos esos precios incluyen el descuento promocional de la marca y el descuento que se aplica por financiar la compra.

kia picanto