Actualidad

Otros 15 caprichos que te podrías dar con los 2,4 millones del Bugatti Chiron

Por lo que cuesta el hiperdeportivo se puede disfrutar de miles de cenas de lujo, unos cuantos viajes al espacio, cinco islas privadas, un jet o un yate.

Bugatti Chiron

¿Un hiperdeportivo o visitar el espacio 10 veces? Tú eliges.

Dijo no hace mucho Jay Leno (el presentador estrella de la televisión americana y un coleccionista compulsivo de vehículos con motor) que “prefería tener 20 coches a 20 exesposas porque 20 coches eran, seguro, más baratos de mantener”.

Dejando al margen lo caros que pueden resultar los hábitos de las exmujeres en Beverly Hills, lo que parece evidente es que el showman cambiaría de idea respecto a las pensiones de divorcio si llega a encapricharse del flamante Bugatti Chiron… cosa que, por cierto, parece que ha ocurrido.

Porque el coche más caro, más potente y más excesivo del mundo (8.000 cc, 1.478 CV y 450 km/h) sale por la friolera de 2,4 millones de euros… que se  pueden poner en tres milloncejos de nadadependiendo de los impuestos de cada país.

Tecnológicamente el Chiron los vale, Bugatti solamente fabricará sólo 500 unidades de un coche que es más un avión sin alas que un automóvil. Pero puestos a ser ahorradores (imaginando, lo cual es mucho imaginar, que alguien que puede gastarse 3.000.000 de euros en un coche conozca el significado de la palabra ‘ahorro’) existen otras alternativas igual de divertidas con las que gastar esos casi 500 millones de pesetas que nos sobran.

 

12.631 cenas en el Celler de Can Roca (190 euros)

El menú más caro en el mejor restaurante del mundo (el ‘Menú Festival’) de los hermanos Roca cuesta 190 euros sin maridajes así que podemos celebrar allí todas las cenas de empresa, bodas, banquetes, comuniones y bautizos que nos plazcan hasta agotar los 12.631 cubiertos que nos corresponden por lo que vale el Bugatti… o montar sólo una cena pero con muchos comensales.

 

643 Omega SeaMaster ‘James Bond’ (3.730 euros)

¡Basta de obsequios promocionales baratitos! Puede que no sea el reloj más caro del mundo pero quizá sea el más mediático… Así que podemos quedar como señores regalando por Navidad 643 réplicas exactas del reloj que utiliza el agente 007, el Omega SeaMaster Diver 300M Co-axial 41 mm.

 

467 noches en la Suite Real en el Hotel Ritz de Madrid (5.136 euros)

Considerada la suite clásica más elegante y cara de España, por lo que nos cuesta el Chiron podemos estar viviendo literalmente como Jefes de Estado o estrellas de Hollywood durante casi un año y medio en el Ritz madrileño, disponiendo a nuestro antojo de dos salones enormes, dos dormitorios espaciosos, tres cuartos de baño, paredes recubiertas de seda de Damasco, techos decorados en pan de oro, chimeneas de mármol, muebles de estilo florentino…

 

284 Dacia Sandero (8.430 euros)

Sin duda conducir el Bugatti ha de ser una experiencia única pero práctica, lo que se dice práctica, no lo parece. Para cada día mejor un coche superutilitario que, en nuestro caso, puede ser perfectamente de “usar y tirar” ya que por el mismo dinero que cuesta el Chiron nos compramos 284 Sanderos en su versión básica… y estrenamos uno cada día.

 

242 Vespas 946 Emporio Armani (9.900 euros)

Está bien ser sencillo pero tampoco vayamos a pasarnos de populistas. Si hay que ir en Vespa, que sea en la versión más cara y exclusiva que fabrica la mítica casa italiana. La Vespa 949 Emporio Armani es pura alta costura en forma de scooter y también una modernísima moto propulsada por un motor 4T de última generación de 125 cc, sistema de frenos ABS, control de tracción, gestión por Bluetooth, luces LED. Cada una cuesta 13.000 euros, pero por el precio del Bugati podemos comprarnos 242 de golpe y montar nuestro propia flota.

 

145 vuelos Supersónicos en MiG 29 (16.500 euros)

De acuerdo, el Chiron es rápido, muy rápido… pero nada comparado con el caza ruso de combate más legendario: el mítico MiG 29 Fulcrum, el avión más temido por la OTAN. Por una minucia podemos vestirnos nuestro casco y nuestro traje ‘anti G’, viajar hasta la base aérea de Sokol y conocer lo que se experimenta volando a Mach 2 (2.390 km/h) en vuelo estratosférico. Esta es la opción más cara de la experiencia (16.500 euros) pero hay otras más económicas (13.500 por 45 minutos de vuelo supersónico o 11.500 por 25 minutos subsónicos) para ocasiones menos señaladas. Y como da para 145 viajes, podemos llevarnos a los compañeros de trabajo.

 

114 botellas de Henry Jayer Richebourg (21.000 euros)

Según la guía de vinos más prestigiosa del mundo, la Wine Searcher, la botella de vino comercial más cara del planeta es de un caldo francés de Borgoña, el Henri Jayer Richebourg Grand Cru. Su precio es de 13.000 euros aunque ha llegado a alcanzar los 21.000 euros según añadas. Puestos a ser sibaritas (algo que no está reñido con la sencillez) optaremos por 114 botellas de esta última con lo que no nos gastemos en el Bugatti. Eso si, por favor, no mezclarlo con sifón.

 

104 unidades de SEAT Ibiza Cupra (22.958 euros)

Como está claro que en la casa hay posibles y el niño necesita un coche vamos a fijar la atención en el bonito y exitoso SEAT Ibiza. Por supuesto la versión más cara y con absolutamente todos los extras que ofrece el fabricante español, incluida la actualización automática de los mapas. El coche es una preciosidad, una coquetería que sale por 22.958 euros. Compremos 104 de golpe y así nadie discute por el color o la temperatura del climatizador.

 

10 viajes al espacio (227.000 euros)

Podemos presumir como nadie enseñado las fotos de lo que hemos hecho en vacaciones porque Virgin Galactic ya vende a través de su web billetes para sus viajes espaciales en el Space Ship Two, su futurista nave. Cada uno cuesta 227.000 euros y a finales de este año la compañía de Richard Branson tiene pensado lanzar ya el primero de sus vuelos comerciales. Si no nos compramos el Chiron podemos hacer diez y quién sabe si coincidir en alguno de ellos con Lady Gaga, Stephen Hawking o Sigourney Weaver que han reservado también su plaza.

 

8 Palcos VIP de temporada en el Santiago Bernabéu (310.000 euros)

Se acabó ver el fútbol en casa con los amigotes y las bolsas de patatas fritas desparramadas por la mesita de centro. Ha llegado la hora de verlo como señores… con sus azafatas, su cátering y su confort a todo lujo en uno de los 200 palcos VIP (los más caros, los que dan al banquillo que ocupa Zidane) que podemos adquirir por temporada en el estadio del Madrid. Cada uno de ellos tiene capacidad para 18 personas, así que podremos disfrutar del espectáculo bien acompañados.

 

Isla en las Bahamas (434.000 euros)

Tener una isla privada no es tan caro como pudiera parecer. De hecho hay incluso algunas muy baratas pero… ¿a quién le importan los islotes baratos? Por sólo 434.000 euros podemos convertirnos en flamantes propietarios de la isla Andros en plenas Bahamas. Un terrenito de 24.200 metros cuadrados para pescar y bañarse a gusto sin molestos compañeros de playa. Por el precio del coche nos podemos comprar cinco y convertir incluso nuestro archipiélago en república independiente.

 

Actuación de Bruce Springsteen (800.000 euros)

Una de las ventajas de tener 2,8 millones de euros para gastar en caprichitos es que si eres muy fan del Boss pero te superan las aglomeraciones de sus conciertos puedes contratarlo para que actúe solamente para ti en el salón de casa. Springsteen cobra 800.000 euros por bolo. Los Stones se ponen en 3.000.000 por dos horas pero siempre puedes pedirles que actúen una horita y con lo que te sobra tienes también al viejo Bruce.

 

Sujetador Fantasy Bra (1.815.000 euros)

Aquellos románticos para los cuales la sonrisa de su amada sea el mejor regalo también tienen su alternativa: el Fantasy Bra. El sujetador más caro del mundo lo vende ¿cómo no? Victoria´s Secret y está confeccionado con seis mil diamantes, un topacio azul y zafiros amarillos sobre oro de 18 quilates. Está bien comenzar con algo sencillito… ya que el Fantasy Bra que lució Gisele Bündchen en el año 2000 estaba valorado en 15 millones de dólares.

 

Jet privado Embraer Phenom 100 (2.200.223 euro)

No es por desmerecer pero ¿por qué ir en Bugatti Chiron si se puede viajar en nuestro propio avión casi por el mismo precio? El Phenom 100, de la brasileña Embraer, va propulsado por dos turbofan Pratt-Whitney, tiene capacidad para cuatro pasajeros, una velocidad de crucero de 616 km/h, una máxima de 0.7 mach, puede ascender hasta los 18.450 metros y tiene una autonomía de 2180 kilómetros.

 

Yate Azimut 70 (2.530.000 euros)

Podemos plantearnos adquirir por ese dinero un yate del constructor italiano Azimut, uno de los astilleros más elegantes del mundo. El Azimut 70 tiene 21’62 metros de eslora, dos motores de 1.400 CV, una velocidad máxima de 33 nudos y capacidad para cuatro camarotes dobles y cuatro aseos dobles. La verdad es que, si hablamos de yates, los hay bastante más caros; de hecho, muchísimo más caros… pero si no queremos un Bugatti es porque no queremos ser ostentosos ¿verdad?


Sigue toda la información de EL MOTOR desde Facebook, Twitter o Instagram.

Cerrar

NEWSLETTER

Toda la actualidad del mundo del automóvil y la moto, tecnología, seguridad, conducción y eficiencia en tu buzón de correo.

¡Me interesa!
Por ahora no